Binta Drammeh: «Me gusta asumir retos»

Binta Drammeh posa junto a una canasta tras concluir un entrenamiento./Igor Martín
Binta Drammeh posa junto a una canasta tras concluir un entrenamiento. / Igor Martín

El nuevo fichaje ha jugado en la Euroliga y la Eurocup y llega al equipo vitoriano para aportar verticalidad, talento y ambición

Olga Jiménez
OLGA JIMÉNEZ

Binta Drammeh (Estocolmo, 1992) es la última incorporación del Rpk Araski. Llegó hace dos semanas para reforzar su juego exterior y la jugadora sueca –su familia es de Gambia– ya ha demostrado en dos partidos su enorme talento, con 19 puntos en la derrota ante Bembibre. Ganadora nata, viene a aportar ambición, verticalidad y puntos. Recién aterrizada en España, apenas conoce esta liga, pero su afán competitivo le ha hecho adaptarse rápidamente. Sabe que la Copa de la Reina se celebrará en Vitoria y ya sueña con «llegar lo más lejos posible y enganchar a más aficionados». Afable y directa, desprende seguridad.

–Parece que se ha adaptado perfectamente en las dos semanas que lleva en Vitoria.

–Estoy contenta. Vitoria es una ciudad bonita, agradable y eso ayuda. Además, el entorno es de gente muy agradable que me ha hecho más fácil lo deportivo para adaptarme rápido a lo que quiere el Araski de mí.

–Dos partidos y dos grandes actuaciones. ¿Es normal para alguien que acaba de llegar a un equipo?

–Bueno, primero te diré que de nada sirve que yo juegue bien o anote puntos si no ayuda a ganar, y venimos de perder el último partido. Por eso, no es suficiente. Respecto a mi adaptación, es verdad que lo estoy haciendo rápido. Nunca había vivido una situación así, de estar sin equipo a estas alturas de la temporada. Por eso, el hecho de haber estado los dos últimos meses sin jugar ha hecho que me hayan empujado las ganas enormes que tengo de jugar y dar lo máximo en pista. Por supuesto, todavía me falta bastante para poder volver a ser lo que he sido y dar más al equipo.

–¿Qué ha pasado para que se haya quedado sin equipo en el inicio de esta temporada?

–Cuando terminé la campaña pasada, decidí con mi agente esperar alguna nueva opción y aunque salieron un par de oportunidades, preferí esperar y no decantarme por ninguna. Por eso, esos meses de espera hasta que llegó la oferta del Araski y vi una gran oportunidad. Acepté sin dudarlo. He tenido la oportunidad de entrenar y jugar con Suecia en las ventanas FIBA.

«Puedo sumar y aportar»

–¿Qué conocía de la Liga española?

–Sinceramente, poco. Conocía a Perfumerías Avenida porque disputa Euroliga, también a Girona y Lointek Gernika que juegan en Eurocup. Pero ya me voy poniendo al día y estoy muy contenta de formar parte del Araski y de la oportunidad de conocer esta liga tan competitiva.

–Ha jugado Euroliga y Eurocup. ¿Asume que el Araski es un club humilde cuyo objetivo es la permanencia?

–Siempre digo que todo pasa por algo. Siempre estamos aprendiendo y vengo al Araski a seguir aprendiendo. No le doy tanta importancia a que el equipo esté disputando Euroliga, Eurocup u otra división inferior. Para mí, lo importante es la experiencia que se adquiere y lo que yo como jugadora puedo sumar y aportar. Lo que aprenda en Vitoria me servirá para el futuro.

–Entre sus virtudes destaca que no le quema el balón en las manos.

–(Risas). Para nada. Me gusta asumir responsabilidades y retos. Si hay que jugarse un balón importante, no me tiembla la mano. Soy una jugadora vertical y de atacar el aro, pero no se ha visto porque mis piernas aún no se han adaptado al ritmo de juego. Por eso, me veis más tiradora, pero me gusta penetrar a canasta.

Vitoria y la Copa de la Reina

–¿Qué Araski se ha encontrado? ¿Quizás demasiado irregular?

–Es normal tener altibajos. No consideraría que el Araski es irregular, le pasa a todos los equipos. Creo que aún debemos conectarnos todas para sacar más rendimiento de cada una de las jugadoras y explotar nuestras virtudes. Estoy segura de que llegaremos a conseguirlo.

–¿Qué impresión le ha dado la entrenadora Made Urieta?

–En estas dos semanas que llevo, las sensaciones son buenas. A priori, de lo poco que nos conocemos, te diría que me parece muy pasional, que le gusta mucho su trabajo y que intenta en todo momento sacar lo mejor de cada una de nosotras.

–Vitoria acogerá en febrero la Copa de la Reina. ¿Qué conoce de este torneo y qué significa disputarlo con el equipo anfitrión?

–Me hace mucha ilusión. Es el primer título en juego y lo jugamos en casa. Vamos a tratar de hacer un buen papel y llegar lo más lejos posible. Sin duda, será una gran oportunidad para que la gente se enganche más al baloncesto y a nuestro equipo. Nos ha tocado Cadí La Seu, contra las que perdimos en liga. Yo aún no había llegado a Vitoria. Seguro que seremos muy competitivas.

–Es una ganadora nata, ¿me equivoco?

–(Risas). Es verdad. Soy una ganadora, no me gusta perder. Prefiero decir que, o ganas o aprendes.

–Además de jugar a baloncesto, ¿en qué ocupa su otro tiempo?

–Aún me estoy ubicando en Vitoria. Pero una de mis grandes aficiones es hacer fotos. He hecho fotos de la ciudad, de los miradores, las calles del centro, de la parte antigua... Me encanta fotografiar lugares. Me divierte mucho.

 

Fotos

Vídeos