Rpk Araski confía en su vieja guardia

Laura Pardo, Natalie Van den Adel e Izaskun García, junto a Pablo Oraá, de la Diputación. /IGOR MARTÍN
Laura Pardo, Natalie Van den Adel e Izaskun García, junto a Pablo Oraá, de la Diputación. / IGOR MARTÍN

Laura Pardo, Natalie Van den Adel e Izaskun García son las tres jugadoras veteranas sobre las que se sustenta el cuarto proyecto vitoriano

Olga Jiménez
OLGA JIMÉNEZ

El pórtico de la catedral Santa María fue el escenario elegido por Araski para presentar a tres de sus jugadoras clave: Laura Pardo, Natalie Van den Adel e Izaskun García. «Muchas veces nos olvidamos de valorar lo que tenemos», reconoció Made Urieta. «Laura es un ejemplo. Un privilegio tenerla por su trabajo incondicional y su generosidad por buscar lo mejor para el equipo. De Izaskun estoy orgullosa de su evolución. No le podemos pedir más porque siempre da todo lo que tiene. Espero que sigamos teniéndola muchos más años. Con Nat (Van den Adel) no hubo dudas en renovarla. Es una jugadora comprometida, versátil. Es holandesa, pero casi una vasca más, referente de las niñas de cantera».

Junto con Cristina Molinuevo, son las jugadoras veteranas, con años de bagaje en el club. El ejemplo más representativo es la pívot vitoriana, que el pasado año decidió aparcar su vida laboral para dedicarse profesionalmente al baloncesto. «Afrontamos una temporada ilusionante desde la ambición y la humildad. No cambio el discurso, el objetivo sigue siendo la permanencia», afirmó con seguridad.

Para Van den Adel será su tercera campaña en Vitoria. Una jugadora del gusto de Urieta, que puede jugar en tres posiciones diferentes, aunque su lugar natural es el de tres. «Doy gracias a Araski por esta confianza. Creo mucho en los valores del club y en Made. Ojalá hagamos una gran temporada».

Para Izaskun García, el aterrizaje en Vitoria procedente de Gernika ha sido un crecimiento deportivo después de no contar para el técnico Mario López. Urieta ha sabido sacar chispa a las muchas virtudes de esta base explosiva y eléctrica, con buena mano y capaz de romper partidos. «En lo personal, cada año he ido dando un paso más. Tenemos un gran equipo y aunque la temporada será dura, lucharemos por llegar a lo más alto», prometió la jugadora de Muxika.

Euskal Kopa

El club vitoriano, tras disputar cuatro amistosos con tres brillantes victorias –IDK Gipuzkoa, Tarbes y Ciudad de los Adelantados– y caer ante el Valencia Basket, prepara ya el primer título oficial de la temporada, la Euskal Kopa, que se disputará en Durango, el próximo viernes y domingo. «Es un primer título, pero para nosotras lo fundamental es llegar bien al comienzo de liga el 29 de septiembre ante Bembibre», apunta Made Urieta.

El club sigue buscando en el mercado para completar su plantilla, coja en el juego interior tras la desvinculación obligada de Caliya Robinson por lesión. Por el momento, un equipo con nueve jugadoras se antoja corto para la exigencia de la competición.