Volver a empezar

Volver a empezar
Anton Merikaetxebarria
ANTON MERIKAETXEBARRIA

vivir dos veces: volver a empezar

España. 2019. 101 m. (TP). Comedia.
Directora:
María Ripoll. Intérpretes: Inma Cuesta, Óscar Martínez, Aina Clotet, Mafalda Carbonell.

Calificación:

Un anciano que ha empezado a sentir los primeros síntomas del terrible mal de Alzhéimer parte con su hija y su nieta 'coja' en un imprevisible viaje de Valencia hasta Navarra, en pos de un perdido amor de juventud. Desde ese momento crítico, la irregular realizadora catalana María Ripoll ('Rastros de sándalo', 2013) filma un errático guión, que se dispersa en exceso, quizás por su afán de mezclar la comedia surrealista, el drama familiar y el típico viaje por carretera, recurso argumental y visual utilizado hasta la saciedad por cineastas de toda condición.

De ahí que 'Vivir dos veces' carezca de la exigible originalidad a la hora de mostrar las vivencias de unos personajes que no terminan de resultar apasionantes para el espectador. Es como si este filme te llevara de paseo en un vehículo muy despistante. Mucho en él es de aceptable calidad: el motor, la carrocería, el tapizado, todo te llena de confianza. Sin embargo, al cabo de dos o tres kilómetros de marcha, alguien arroja el volante por la ventanilla y el tinglado se va al garete. Por tal motivo el agridulce encuentro entre los dos personajes principales resulta poco creíble y le falta auténtica emoción.

No he citado a propósito al marido de la hija del protagonista, por la sencilla razón de que está tratado de una manera tan burda, que su inclusión resulta un estrambote. Parece, en fin, un episodio más de la actual guerra entre hombres y mujeres. Que las mujeres nos odian es algo que flota en el ambiente aunque, por otra parte, está muy bien torpedear la sociedad patriarcal, temerosa de perder sus privilegios. Sea como sea, uno intuye que en el airado mundo actual los comportamientos sociales y, por supuesto, las ideologías, deben ser moderadoras, tanto de la izquierda socialdemócrata como de la derecha contemporánea. Moderadoras de todo tipo de extremismos y fracturas vitales.