La última bala de 'Pasapalabra'

Fran González, en el momento en que acuierta El Rosco de 'Pasapalabra' y se lleva el bote, de más de 1,5 millones de euros./R. C.
Fran González, en el momento en que acuierta El Rosco de 'Pasapalabra' y se lleva el bote, de más de 1,5 millones de euros. / R. C.

El concurso que presenta Christian Gálvez en Telecinco lleva 9 años en el alero judicial por las demandas de la británica ITV a cuenta de los derechos de emisión del programa

JULIÁN ALÍA

Sigue la guerra (y ya va para nueve años) entre Mediaset y la cadena británica ITV a cuenta de los derechos de 'Pasapalabra', el concurso que comenzó a emitirse allá por 2000, en Antena 3, y a partir de 2007, en Telecinco. Un auto del Tribunal Supremo acaba de dar parcialmente la espalda a Telecinco en este asunto (igual que antes lo había hecho la Audiencia Provincial de Madrid) avalando el cese de la emisión del conocido programa. Pero eso es algo que no va a ocurrir hasta que así lo sentencie el propio Supremo, que ha admitido en parte el recurso de casación presentado por la cadena.

'Pasapalabra', que presenta Christian Gálvez, se ha convertido en uno de los mayores exponentes de Mediaset y supera sin problemas los dos millones de espectadores diarios, aunque ha sido desbancado por '¡Boom!' (Antena 3) como el concurso más visto de la televisión.

Fue en el año 2009 cuando Mediaset entabló conversaciones directamente con ITV para hacerse con el formato por 3 años y 5,4 millones de euros. Pero poco después, en 2010, la compañía española estimó que la británica no era la propietaria de algunas de las secciones principales del concurso, como la prueba final: el famoso 'Rosco', y tampoco del nombre del espacio, que en el formato original era 'The Alphabet Game'. Por todo ello, consideraba que los acuerdos firmados no eran válidos y pedía de vuelta las cantidades entregadas.

Aquella pugna no quedó así e ITV replicó con otra demanda. En ella, los de Reino Unido afirmaban que aquellos acuerdos eran totalmente correctos y lícitos, que Telecinco estaba incumpliéndolos, y que ellos eran los legítimos propietarios de los derechos en exclusiva del programa, por lo que desde el 1 de febrero de 2010 se estaban violando esos acuerdos.

Ya en febrero de 2014, el Juzgado de lo Mercantil dictó sentencia, que cifraba en unos 15 millones de euros la cuantía que Mediaset debía abonar a ITV, aunque, tras el fallo de la Audiencia Provincial de Madrid, fue reducida a la mitad. Ninguna de las dos partes quedó conforme, y ambas presentaron recurso ante el Tribunal Supremo.

Mediaset responde

Mediaset aseguró ayer en un comunicado que «la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid no es firme ni ejecutable, sino que será revisada por el Tribunal Supremo», dado que el recurso de casación ha sido admitido en parte, «frente a la total inadmisión» del interpuesto por ITV.

Añade que «la revisión de la sentencia de apelación podría significar, incluso, que Mediaset España no tuviera que abonar a ITV indemnización alguna por el uso del formato y título del programa, ya que en su demanda inicial ITV no solicitó el pago de un 'royalty hipotético'». Según la cadena de Fuencarral, esa era la «única variante indemnizatoria a la que podría haberse acogido», puesto que la cadena inglesa «no tiene la capacidad de explotación por sí misma del formato de 'Pasapalabra'», ya que «no tiene un canal de televisión en España en el que emitir el programa».

Y por si fuera poco, también entra en escena otro factor: la jurisprudencia internacional. De hecho, existen casos sobre la titularidad del mismo formato en otros países. Telecinco viene a decir que esta pugna ya ha quedado resuelta en Holanda, donde el Supremo de aquel país confirmó que 'El Rosco' es una «obra independiente» del formato original sobre la que ITV no tiene los derechos de explotación. Este periódico preguntó ayer a Telecinco si apostarían por un formato similar con un nombre distinto en caso de que el Supremo falle en su contra. «No vamos a especular con lo que pueda pasar», se limitaron a señalar.