Toni Cantó desvela lo peor de ser actor y político

Toni Cantó desvela lo peor de ser actor y político

El intérprete acudió a 'El Hormiguero' junto a Almudena Cid para presentar su nueva obra y confesó que hay teatros que no le contratan por ser de Ciudadanos

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

Dos oficios diferentes, pero con algo en común: en ambos das la cara. Y eso tiene ventajas y desventajas. Anoche lo explicaba Toni Cantó en 'El Hormiguero'. El artista acudió al programa para presentar junto a Almudena Cid la obra 'Linda vista', un montaje de Tracy Letts que narra la historia de un divorciado que se muda a una urbanicación donde un nuevo mundo de posibilidades para el amor y el sexo se abren ante él, todas llenas de humor aunque complicadas y dolorosas.

El de Ciudadanos, ante las preguntas de Pablo Motos sobre cómo compagina la interpretación y la política, se lamentó de que «hay bastantes teatros que ya no me contratan. Esto es así. Es la falta de cultura democrática de este país», protestaba afirmando que hay ciudades que no cuentan con gestores culturales profesionales. La medallista olímpica aprovechó entonces para agradecer a su colega el apoyo que les presta sobre las tablas. «Está todo el rato en escena, todos dependemos de él y yo agradezco la profesionalidad y el compañerismo que tiene con nosotros», piropeó la joven gimnasta que ahora triunfa como actriz.

Cantó, que bromeó con el presentador sobre el acople de sus dos oficios, explicó cómo cuando llega al teatro, «cuelgo el traje de político y me olvido de todo para dedicarme a mi vocación». Motos aprovechó su presencia para cuestionarle sobre su posible candidatura a la presidencia de la Generalitat Valenciana. «Se sabrá pronto», eludió el político. El periodista insistió en la consulta, pero el actor esquivó con arte la pregunta, aunque dio pistas sobre dicha posibilidad. «Soy optimista con el tema y sería un reto muy bonito volver a mi tierra y cambiar las cosas. A ver si logramos el gobierno que nos merecemos», dijo sonriendo.