«Sin el terrorismo se ha abierto una Euskadi luminosa; antes era impensable que vinieran a rodar aquí»

Joseba Fiestras, entre algunas de las piezas de la exposición que acoge la sede del FesTVal. /Rafa Gutiérrez
Joseba Fiestras, entre algunas de las piezas de la exposición que acoge la sede del FesTVal. / Rafa Gutiérrez

En el décimo aniversario del certamen de Vitoria, planea abrir un museo de la televisión y pide más apoyo de los gobiernos vasco y central para dar el salto internacional

María Rego
MARÍA REGO

La alfombra naranja del FesTVal se extenderá a partir de este lunes en Vitoria cargada de «expectativas» por su décimo aniversario, pero el director de la cita catódica, Joseba Fiestras, reconoce a unas horas de levantar el telón que se conforma con que «funcione tan bien » como las anteriores.

– Si en 2009 le hubieran pedido que se imaginara el FesTVal dentro de diez años...

– No hubiese pensado ni de lejos que íbamos a tener lo que tenemos ahora, no nos imaginábamos que fuera a llegar a tanto en tan poco tiempo. Hoy es una cita referente e ineludible para el mundo audiovisual.

– Pero habrá habido también momentos complicados.

– Desde fuera entiendo que parezca que esto es más sencillo, pero hay que lidiar con mil problemas y apagar todos los días unos cuantos fuegos. 200.000 llamadas de teléfono, discusiones, meses de conversaciones... pero también hay muchos buenos ratos.

– Desde el inicio defiende que buena parte del éxito del certamen se debe a que se celebra en Vitoria, ¿aún le tientan desde otras ciudades para hacerse con la cita?

– Nadie se imagina ya que sea en una ciudad que no sea Vitoria, todos están encantados con ella, pero a lo largo de estos años ha habido varias ocasiones en las que ha existido el temor de que otra se llevara el FesTVal. En Bilbao nos dijeron que lo querían pero tampoco insistieron, entendieron nuestra postura y nos vinieron a decir que, si teníamos problemas aquí, estarían encantados de organizarlo. También somos conscientes de que a Vitoria le faltan cosas.

– ¿Una conexión aérea con Madrid?

– Sí, y un poco más de capacidad hotelera, alguna instalación mayor tipo Teatro Principal...

– ¿Se da por satisfecho con el apoyo institucional?

– Este año tenemos unos 300.000 euros de presupuesto, una cifra muy similar a la de 2017, y además por fin ha entrado el Gobierno central con unas subvenciones muy concretas para el ProFesTVal. No arrastramos deudas, pero tampoco tenemos superávit. Si el Gobierno vasco y el central se lo tomaran un poco más en serio, nos daría un respiro para empezar a pensar en la posibilidad de crecer a nivel internacional.Eso es ahora lo importante.

– ¿Qué más se podría hacer con mayor presupuesto?

– Mil cosas... Por ejemplo, el museo de la televisión que queremos crear en Vitoria, algo que no hay en otra parte de España. Si esta ciudad ya es la referencia audiovisual durante una semana, ¿por qué no todo el año? Se trataría de una exposición fija con una historia general de la tele y dos o tres que fueran cambiando cada cierto tiempo, por ejemplo, con los trajes de una serie. Y en el mismo lugar se podrían organizar talleres de guion, de dirección...

– ¿Qué ha pasado para que las conversaciones con Netflix, HBO y Sky no hayan cuajado?

– La relación es fantástica, pero simplemente tienen un ritmo diferente a las cadenas generalistas, que sí deben cumplir unos calendarios y su momento de estrenar es septiembre. Netflix estuvo a punto de entrar en esta edición y estoy convencido de que la vamos a tener el próximo año y los siguientes.

En el tejado de Mediaset

– ¿Volverá Mediaset?

– Las puertas siempre están abiertas pero, por ser muy simple en la explicación, la pelota está en su tejado.

– ¿Qué destaca de la edición que arranca mañana?

– Estoy seguro de que me va a gustar 'Presunto culpable', pero me llama mucho 'Matadero' por lo original de un thriller ibérico y tengo ganas de ver 'El Continental'. No me perdería el montaje único de #0 para Vitoria, donde vamos a tener el lujazo de contar en directo con los mejores cómicos de ahora mismo, y destaco también 'La víctima número 8' porque me gusta mucho que las autonómicas cojan el tren de las ficciones potentes.

– Y la traca final en Mendizorroza.

– Es una apuesta que teníamos que hacer.Si te quedas en la zona de confort, no avanzas. La gala va a estar muy bonita con un momento muy, muy emotivo, lo más granado de la televisión entre los invitados y los premiados... Y por el mismo precio un concierto donde nos lo vamos pasar en grande hasta las tantas de la madrugada.

– En el programa aparecen un par de series y una película rodadas en Euskadi, que se ha acostumbrado en los últimos años a servir de plató para diversas producciones como ocurrió con 'Juego de tronos'. ¿Qué ofrece el País Vasco a la ficción?

– Diría lo que ya no tiene: el terrorismo. Era impensable que vinieran a rodar aquí cuando teníamos esa lacra. De pronto se ha abierto una Euskadi luminosa, alegre, con gente responsable y especialmente agradable con quien viene de fuera... Además, tenemos algo que no existe en ningún otro lugar de España y es la variedad de paisajes en un territorio tan pequeño.