Tarántulas, traiciones y dos expulsados en 'El Conquistador'

Ibon, muy dolido por tener que retirarse por culpa de una lesión. /EITB
Ibon, muy dolido por tener que retirarse por culpa de una lesión. / EITB

Ibon se enfrentó a Arantxa en el duelo final y ganó la batalla, pero la victoria fue amarga porque el joven donostiarra abandonó el concurso después por una lesión

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

Con bajas, cuerpos cansados, mentalidades heridas y conflictos pendientes,los conquistadores se enfrentaban en su undécima prueba de inmunidad al temido tronkoala. Cada equipo tenía tres aros de su color que debía trasladar de una base común a la suya propia. Y como el juego suele provocar trifulcas, la organización decidió esta vez que no se permitía el contacto físico, «de lo único que se puede tirar es del aro», avisó Julian Iantzi con determinación. Y la regla suscitó más de un altercado. Seleta, David Seco y Lekue fueron eliminados del reto por no cumplir las normas y el azul se cogió un rebote importante. «¡Que te den!», le dijo al presentador, que le avisó de que se iba a tragar sus palabras cuando viera los vídeos.

La opción de buscar una alianza con uno de los colores contrarios es una táctica que ya se ha utilizado en más de una ocasión, pero para llevarla a cabo hay que tener talante negociador y, además, picardía. Es por ello que la labor de los capitanes fue más importante que nunca. Las verdes se mosquearon de lo lindo al sentirse traicionadas por los Angoso que, según ellas, les habían hecho gestos de complicidad antes de comenzar el reto y luego no cumplieron. El caso es que los de Eneko y David se alzaron con la victoria y lograron con ella la inmunidad, el campamento rico y comida. Los color esmeralda quedaron los segundos y los colorados, de postre.

Una vez en el campamento muy pobre, los rojos realizaron un descubrimiento que les puso en alerta. «Intentando arreglar la cabaña hemos visto tres tarántulas, espero que tengáis antídoto suficiente», ironizaba Manu Maritxalar ante Iantzi que apelaba al equipo médico «muy profesional» que les acompaña. En la asamblea, y tras descubrir que los azules habían dado la inmunidad a Leire, los Beda Kayirua nominaron a Ibon a petición suya. El donostiarra está lesionado y prefería batirse en duelo. Los capitanes escogieron a Caballo para que le acompañase al desafio. Las capitanas Je, mientras tanto, se decantaron una vez más por Arantxa, al considerarla «la menos completa porque no aporta lo que otras personas del grupo», argumentaron.

Enfado contra Iantzi

Una vez en la prueba final, la de Hendaia escogió a Ibon como contrincante. Se trataba de escalar un árbol y coger cinco banderines que se hallaban en sus ramas. Había que ir alcanzándolos de uno en uno y el colorado fue el más rápido, eliminando a su contraria. Lo malo es que Ibon, tras ganar el duelo, decidió que debía retirarse porque tenía muy mal los ligamentos del hombro. Iantzi intentó convencer al joven de que no abandonara provocando el enfado mayúsculo del donostiarra.

«Se perfectamente cómo estoy y un presentador de televisión no me tiene que decir si me tengo que ir o no», protestaba el guipuzcoano antes de ver al médico. El galeno detectó fallos en los ligamentos y el músculo y el muchacho, derrotado, claudicó, no sin antes cargar de nuevo contra Iantzi. «Me ha puesto de una mala hostia el rubio de ahí…», informó entre lágrimas antes de despedirse definitivamente del concurso. El conductor del formato le preguntó a ver por qué no lo dijo antes del duelo, lo que hubiese evitado la marcha de Arantxa, y el chico respondió que sus compañeros le habían encargado que tratara de eliminar un verde y así lo hizo. Al final, rojos y verdes perdieron.