fin de 'supervivientes'

Sofía Suescún se alzó ganadora del 'reality'./
Sofía Suescún se alzó ganadora del 'reality'.
Mikel Labastida
MIKEL LABASTIDA

Con el debate de anoche Telecinco puso punto y final a la edición 2018 de 'Supervivientes', una de las más exitosas de la historia del formato y, sin duda, uno de los acontecimientos televisivos de la temporada. Anoche se reunieron todos los concursantes para debatir (es un decir) lo que han dado de sí tres meses en una isla abandonada. Cabe recordar que cuando ellos se fueron gobernaba el PP, Urdangarín no había sido requerido para entrar en prisión y la selección española estaba en manos de Lopetegui. Pero, claro está, ellos tenían asuntos más importantes que abordar, como las discusiones y escarceos amorosos de Sofía Suescún, una auténtica celebridad para entendidos del universo de Mediaset. Ella ha sido la ganadora del concurso y ya lo fue también un año de 'Gran Hermano'. No hay 'reality' que se le resista. Tiene mérito, eso no es discutible.

Lo de este formato ha sido imbatible. Telecinco lo ha lanzado contra la competencia, que ha salido malherida por los buenos resultados del programa. Solo 'La catedral del mar' consiguió plantarle cara, pero en ningún momento le asustó. Las cifras de 'Supervivientes' han sido de lo que ya no se ve en la tele, a no ser que nos remitamos a competiciones de fútbol o a acontecimientos tipo Eurovisión. Rozar el 30% de cuota de pantalla es un sueño al que aspiran todas las emisoras y casi nunca lo logran. Por eso Telecinco ha exprimido el formato todos los días y a todas horas. Y todavía coleará en los magacines de la cadena. Pero con menos fuerza.

Porque lo que realmente gusta a los espectadores es ver a los famosos (es un decir) en apuros, pasar hambre, lucir sus defectos físicos en bañador... La audiencia se regodea al verlos en situaciones maltrechas y se siente superior al contemplarles pelear para echarse una cucaracha a la boca. Este punto es el que hace diferente al 'reality' y por ello obtiene datos que otros espacios del estilo (como 'Gran Hermano') ya no consiguen. Telecinco no lo echará de menos de momento porque tiene el Mundial, pero en cuanto acabe el torneo deberá bajar de las nubes en que ha vivido con él.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos