El peor San Valentín de 'GH Dúo'

Yoli y Fortu tuvieron que separarse./Telecinco
Yoli y Fortu tuvieron que separarse. / Telecinco

Las visitas a Guadalix incendiaron la casa en lugar de templarla y la pareja Fortu y Yoli se rompió al ser el rockero expulsado por la audiencia

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

Era el Día de los Enamorados, el amor flotaba en el aire y en 'Gh Dúo' quisieron iluminar los corazones de la casa sorprendiendo a sus habitantes con visitas inesperadas. Lo malo es que, lejos de cortejar, los visitantes helaron la sangre de los 'grandes hermanos'. Antonio Tejado, por ejemplo, se encontró con su ex, Candela Acevedo, que no le traía rosas, más bien espinas. «Quiero saber a qué vienes», interrogaba el andaluz con semblante preocupado. Y la chica comenzó a ametrallarle con reproches de todo tipo que calaron hondo en el muchacho. «Lo mejor que me ha pasado en la vida es darme cuenta de quién eres dentro y fuera de la casa», espetaba ella despechada. Y la 'vendetta' continuó con amonestaciones varias, alguna rozando el surrealismo. «Has venido a dejarme mal», reflexionó él en alto. Y tanto le dolió la herida que acabó llorando y derrotado.

Otro acercamiento que parecía romántico y se tornó en dramático fue el de Sofía Suescun, que quiso subir a Guadalix para apoyar a Alejandro Albalá. «¿Me has echado de menos?», comenzó preguntando la joven. «Todos los días», contestaba él sin dudarlo. Y ahí acabó el folletín y comenzó un baile de frases inconexas que incomodó al santanderino casi tanto como a ella le fastidiaba su escote. Y es que la navarra parecía más preocupada por esconder sus pechos que por la charla que mantenía con su ex. Y regresaron los malentendidos: aquello de te quiero, pero no, aunque igual, porque depende… «Se lo monta muy mal, lo está puteando», resumió Jorge Javier Vázquez desde plató.

A Ylenia Padilla se le apareció Fede Rebecchi y los abrazos contenidos se sucedieron. Ella estaba deseando comérselo entero, pero él prefería la contención. Y aunque en este encuentro no brilló el mal rollo, sí dejó un poso de resignación poco apasionado. Y para colmo, una de las pocas parejas felices de la casa tuvo que despedirse ante San Valentín. Fortu y Yoli eran los nominados y estaba cantado que el de Obús se iba a dar el cante a otra parte. El rockero fue el elegido por la audiencia y, por tanto, el expulsado de la noche. Más lágrimas. «Lucha, lucha», le decía el heavy a su enamorada mientras se despedía. Fuera le esperaba otra guerra porque Fortu debía aclarar, entre otras cosas, su extraña relación con Carolina Sobe. La mujer entró confesando que tuvo que acudir a un psicólogo por su amor desmedido hacia el cantante y él negó que nada hubiera sucedido entre ambos. Y el desmentido encolerizó a Sobe que sacó la artillería pesada y comenzó a desvelar secretos del pasado. «Me parece asqueroso por parte de Carolina», acusaba la hija del juglar desde fuera.

Por lo demás, Tejado y María Jesús Ruiz siguen enrollándose por las esquinas, a veces con más éxito y otras, con menos; Ylenia, Raquel, Alejandro, Yoli, Juan Miguel y Antonio eran los nominados provisionales, pero Kiko Rivera e Irene Rosales decidieron utilizar su privilegio y salvaron a Tejado condenando a María Jesús; y el peluquero de Karina siguió disfrazado de Cupido intentando dar buen uso a sus flechas del amor con poco acierto.