Televisión

Omar Montes, ganador de 'Supervivientes' 2019

Omar Montes, ganador de 'Supervivientes' 2019
TELECINCO

El rapero venció a Albert, Fabio y Mahi, en una gala en la que no faltaron emociones, lágrimas y, por supuesto, reproches varios

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

De todo hubo en la final de 'Supervivientes'. Encuentros, desencuentros; reproches, declaraciones de amistad; lagrimas, risas; decepciones, triunfos… Omar Montes fue al fin el vencedor de una de las ediciones más vistas del concurso, gracias a la participación en él de Isabel Pantoja, sin ninguna duda. Y uno de sus protegidos, si no el único, destacó como triunfador de un reality en el que, al final, no se trata solo de supervivencia, también de convivencia, postureo, carisma y psicología catódica. Porque no gana el que sobrevive, derrota el que seduce a las cámaras.

Omar, Albert, Mahi y Fabio eran el póker finalista que, ya en España, se jugaban el jugoso cheque. Hubo pruebas eliminatorias que de poco servían y Mahi fue la primera en caer. En definitiva, el público es quien manda y el respetable decidió que la 'influencer' era la que menos valía. Reencuentros familiares y sorpresas emocionantes trufaron la última gala en la que, una vez más, Jorge Javier demostró su valía en un territorio que domina a la perfección. Eliminada la única mujer, los tres tíos se la jugaban a sabiendas de que el italiano, Fabio, el más desconocido del grupo, tenía menos ases que el resto. De hecho, él y Albert ganaron las pruebas físicas, y con todo el romano cayó, consiguiendo un 'bronce' que no va a ningún sitio.

Entre medias, Mónica Hoyos llegó a plató (sin el helicóptero que tanto deseaba) y se encontró con dos sobresaltos: el primero, el conmovedor, toparse de frente con su hija, a la que casi ni reconoce (pañuelos a tutiplén). El segundo, el desagradable, darse cuenta de que sus compañeros pasaban totalmente de ella y casi ni la saludan al entrar al estudio. Se lo haya ganado o no, su permanencia en el concurso merecía, cuando menos, un poquito de piedad por parte de sus camaradas.

Solo podía quedar uno y Albert y Omar lo sabían. El deportista y el rapero se aventuraban a la decisión final de los espectadores, repasando primero su paso por el formato y respondiendo, sin demasiada 'chicha', a las cuestiones que les planteaba su regreso. Ya de madrugada, un 53,7 de los votos decidió que el ganador de esta edición debía de ser Omar, un cantante al que conocimos como novio de Chabelita, al que pronto reconocimos como ex pareja de la hija de la tonadillera, al que después entendimos como tunante carismático y al que, al final, hemos de valorar como superviviente de honor. Lo cierto es que el chaval se ha ganado a la audiencia a base de esfuerzo y, sobre todo, salero. Y hasta su ex suegra, la Pantoja, ha claudicado a sus encantos. Y con ella más de la mitad de los asiduos al concurso. No queda más que darle la enhorabuena, desearle muchos escenarios (o platós, que igual le resulta más rentable) y esperar a que lleguen de nuevo las peleas, recriminaciones y trifulcas que le aguardan (a él y a los suyos) en próximos debates. Porque a la gallina aún le queda algún que otro huevo de oro que poner.