Lolo Rico, la transgresora de la tele que entendió a la juventud

Lolo Rico. /Archivo
Lolo Rico. / Archivo

Escritora y directora del programa 'La bola de cristal', falleció este domingo en San Sebastián a los 84 años a causa de un paro cardíaco

RICARDO ALDARONDOSANSan Sebastián

Realizadora de Televisión Española, periodista y escritora, Lolo Rico, que falleció este domingo en San Sebastián a los 84 años de un paro cardíaco, logró condensar todo su talento, su imaginación, su amor por los libros y la cultura y su curiosidad en un solo programa, 'La bola de cristal'. Un innovador y transgresor espacio supuestamente infantil que reunió la experiencia que Lolo Rico ya tenía en programas infantiles, las mejores consecuencias de la Movida que ella supo interpretar y agitar pese a pertenecer a una generación anterior y un gusto por la cultura como fuente inagotable de imaginación, disfrute y conocimiento.

Lolo Rico, que nació con el nombre de María Dolores Rico Oliver en Madrid en 1935, catalizó los sábados por la mañana en 'La bola de cristal' de TVE una manera de dirigirse al público infantil alejada del didactismo y la condescendencia. Tampoco trataba a los niños como adultos, simplemente creaba un mundo de participación, descubrimiento e imaginación sin limitarse a los temas e ideas canónicos.

Lolo Rico venía de haber participado como guionista en otros programas infantiles en los años 70, no tan rompedores como 'La bola de cristal', pero que ya inventaron los mecanismos para hablar a los niños de tú a tú y contagiar conocimientos y diversión, como 'La casa del reloj' (1971-1974) y 'Un globo, dos globos, tres globos' (1974-1979), cuando los niños podían aprender con la televisión a la hora de merendar. En esa década, Rico también creó el personaje Dola y dirigió el programa 'Dola, Dola, tira la bola', por el que recibió un premio Ondas en 1977. Y en 1981 se estrenó en la dirección de programas infantiles con 'La cometa blanca', donde ya combinaba la animación y las actuaciones musicales, dos de los elementos que reunió en su programa estrella.

La Movida y la Bruja Avería

Cuando creó 'La bola de cristal' en 1984 Lolo Rico ya tenía casi 50 años. Y sin embargo su carácter visionario conectó con los veinteañeros de la Movida (la auténtica, no todas las ramificaciones posteriores del pop español), que ya estaba en eclosión y a punto de diseminarse. Y contó con algunos de sus artífices, como Alaska en funciones de presentadora, y con Santiago Auserón, Víctor Coyote o Kiko Veneno con el fin de que la parte musical fuera un laboratorio de creación del pop-rock del momento, y no un mero desfile de canciones infantiles. Los videoclips específicos de Loquillo o Los Nikis y las canciones en teoría infantiles creadas por Alaska y Dinarama, Loquillo y Santiago Auserón ('No se ría', 'Abracadabra', 'Esclava del mal' o 'La bola de cristal') estaban a la altura en calidad del repertorio habitual de sus grupos.

«Lolo Rico, descansa en paz con todo mi cariño para tus hijos y nietos. Y siempre gracias»J Alaska, cantante y presentadora

Javier Gurruchaga contagiaba pasión por el cine y los monstruos en la sección 'La cuarta parte', por donde pasaron también Pedro Reyes, Pablo Carbonell y Anabel Alonso. Y 'Los electroduendes' como personajes animados del programa llevaban a la modernidad total y la sociedad de su tiempo la eterna lucha entre el bien y el mal de los cuentos, con La Bruja Avería como querido y perdurable icono maléfico. Las famosas frases de la bruja como «Viva el mal, viva el capital», y métodos para fomentar el espíritu crítico de los niños como plantearles «tienes quince segundos para imaginar algo; si no se te ha ocurrido nada es que ves demasiada televisión», trajeron más de un problema a Lolo Rico, que fue cuestionada por lo que algunos consideraban que era inculcar ideología a los niños en la era del primer gobierno socialista, cuando lo que allí se recetaba era imaginación, compañerismo y claves para desarrollar la ética y el espíritu crítico.

En su libro 'La bola de cristal', publicado en 2003, Lolo Rico explicaba su postura de aquel momento, y consideraba que «se puede hacer una televisión ética que favorezca el conocimiento, la convivencia, la inteligencia creadora y la curiosidad por el saber».

Para los niños de la época, 'La Bola de cristal' es más que un programa mítico e irrepetible. Los que eran veinteañeros lo veían con la misma fruición que 'La edad de oro' porque plasmaba la escena musical del momento y porque todos sus apartados hablaban a niños y jóvenes, y adultos de mente abierta, con un lenguaje clarividente para todos. El tiempo ha ido corroborando la sensación de que hoy sería imposible un programa así, y por diferentes razones que tienen que ver con las contradictorias ideas de lo indebido y lo incorrecto que conviven hoy en día.

«Cambió la televisión e inventó una nueva manera de entretener y educar con figuras de nuestra cultura» josé Guirao, Ministro de Cultura

Divorciada del empresario Santiago Alba, Lolo Rico tuvo siete hijos, entre ellos, el filósofo y escritor Santiago Alba Rico, que colaboró en los guiones de 'La bola de cristal', y la guionista y fotógrafa Isabel Alba Rico. Una de sus nietas es la diputada nacional de Podemos, Nagua Alba.

Tras los escasos cuatro años que duró 'La bola de cristal', Lolo Rico continuó con su faceta de escritora, especialmente dedicada a niños y jóvenes, y que dio obras como 'Si tu hijo te pide un libro', 'Cómo hacer que tus hijos lean: análisis y recetas', 'TV, fábrica de mentiras: la manipulación de nuestros hijos', 'Nosotros estamos aquí', 'El dragón en el bolsillo' y su autobiografía '¿Cómo es posible que el tiempo pase tan deprisa y yo no me dé cuenta?'.

 

Fotos

Vídeos