La llamada

La llamada
MIKEL LABASTIDA

A Telecinco le tocó la lotería el pasado viernes cuando la Pantoja de manera impulsiva (al menos en apariencia, aunque quizá estaba más meditado de lo que pareció) llamó a 'Sálvame' para hablar sobre lo divino y lo humano, aprovechando que su hija ha entrado a la casa de 'GH VIP'. En Mediaset han exprimido en los últimos días la llamada hasta la extenuación, con toda clase de réplicas, debates y especiales, con excelentes datos de audiencia. Y lo que te rondaré Pantoja. Ellos son expertos en elevar una anécdota a asunto de estado y saben cómo sacar partido a cualquier imprevisto. Sólo hay que recordar las vueltas que dieron cuando el ahora presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, llamó al programa de la tarde para hablar con Jorge Javier por un comentario que este había hecho sobre la fiesta del 'Toro de la Vega'. 'Sálvame', como epicentro de la actualidad.

Mucho más le ha costado a Ana Pastor que Sánchez le devolviese las llamadas. Siempre la dejaba en espera. Y así ha pasado un lustro. «Le agradezco que haya cumplido su promesa... cinco años después», le espetó la periodista tras una entrevista en la que, a falta de grandes titulares, llamaron la atención los zapatos sin cordones del líder socialista. Serán para evitar tropiezos. 'El Objetivo' repasó todas las veces en que le ha tocado dar marcha atrás y rectificar una medida tomada previamente.

«¡Qué pena este chico las ideas que tiene y lo mal que las acaba!». La frase podría haberse hecho en referencia a Sánchez, pero no. La pronunció, a propósito de los platos que prepara el actor Iván Massagué, el jurado de 'Masterchef Celebrity', el concurso culinario de TVE, al que todavía nunca ha acudido el presidente del Gobierno y al que no ha llamado Isabel Pantoja. Tiempo al tiempo. Si Paz Vega ha abandonado su exitosa carrera en Hollywood para participar en el espacio gastronómico todo puede pasar.

El 'reality' ha echado mano de los trucos de Telecinco y no escatimó el domingo a la hora de mostrar las imágenes en que Carmen Lomana perdía el conocimiento mientras realizaba una prueba. Y se recrearon siguiéndola hasta que la sacaron en una silla de ruedas del plató. Nadie perdió el hambre, eso sí.

 

Fotos

Vídeos