Kiko Rivera se salva al grito de «¡Tongo!»

Kiko Rivera y Sofía Suescun, tras conocer que continúan en la casa. /Telecinco
Kiko Rivera y Sofía Suescun, tras conocer que continúan en la casa. / Telecinco

Raquel perdió en el duelo contra el hijo de Isabel Pantoja y fue la expulsada de 'GH Dúo', mientras Sofía Suescun regresaba como concursante de pleno derecho

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

La llegada de los 'repescados' puso patas arriba a toda la casa. Fede no duró mucho, y fueron Sofía Suescun y Candela Acevedo quienes alimentaron el morbo y metieron cizaña. Cada una tenía un objetivo, aunque ambas compartían mensaje. Y es que las dos mujeres querían dejar claro a sus compañeros de fatigas que el amor se había esfumado. La primera se lo dejó claro a Alejandro Albalá, y la segunda hizo lo propio con Antonio Tejado. «Quien se quede aquí va a ser la malquerida, la desplazada…», avanzaba la navarra antes de saber que era ella la escogida por la audiencia para regresar como concursante de pleno derecho y pelear de nuevo por el ansiado maletín.

Candela se fue con la cabeza alta y la discordia bien sembrada. Y es que su breve paso por Guadalix ha dejado escenas de 'culebrón'. Un abrazo en el baño desencadenó el drama. La muchacha estrechó en sus brazos al sobrino de María del Monte porque le vió marchitado, y el gesto desencadenó un llanto digno de una tragedia de Shakespeare, si no fuera por el lenguaje. «Te pasas conmigo un huevo, Candela», reprochó el sevillano sin consuelo posible. «Qué pesado es», objetó ella. Y desde la cocina, viendo el pastel, Ylenia exclamó: «¡Menuda novelaca!». Aplausos y se baja el telón.

El foco apuntó luego a Kiko Rivera y Raquel Lozano. Ambos se jugaban el tipo ante la audiencia y los porcentajes estaban muy igualados. Al final fue ella a quien citó Jorge Javier Vázquez, y el nombre vino acompañado de una acusación. «¡Tongo!», gritaron desde el público. Y el presentador, lejos de hacer caso a la queja, quitó hierro al asunto: «Ya estamos con lo de siempre», se limitó a decir con mucha ironía. Antes, el periodista había confesado al hijo de Isabel Pantoja lo contento que estaba de verle tan bien, después de que éste confesara que había tenído problemas con las drogas y los ha superado. «Yo nunca te he visto ni pasado de alcohol ni drogado en ninguno de los programas a los que has venido. Y me da muchísima alegría verte ahora así. Te lo digo de corazón», confesó el conductor del formato.

La que lo está pasando fatal, o eso parece a tenor de sus constantes sollozos, es María Jesús Ruiz. Su desafortunado comentario sobre Antonio Tejado y las temerarias acusaciones hacia él le pusieron contra las cuerdas. Prácticamente toda la casa está en su contra y la modelo, lejos de amilanarse, sigue su guerra sin cuartel contra el andaluz. «Tengo un motor de amor que me hace aguantar lo que me echen, y tengo corazón le pese a quien le pese», clamaba la Miss como si fuera Escarlata O'Hara en plano a contraluz. «Ya basta de victimismo», afeaba Ylenia desde su butaca pasando del 'tiki-tiki'.

Por lo demás, Juan Miguel sigue desdentado, y Jorge Javier le hizo imitar al 'cuñao'; Sofía afirmó que Tejado había intentado ligar con ella, y el sevillano replicó: «Esta se cree Latoya Jackson»; y los nominados de la noche fueron Tejado, Alejandro Albalá y María Jesús Ruiz, pero como Kiko había ganado la prueba de la inmunidad y, con ella, el privilegio de alterar la lista, el chico decidió salvar a su amigo Antonio y meter a Ylenia. A ver cómo sigue el 'culebrón' ahora.