Iñaki naufraga en 'El Conquistador del Pacífico'

Iñaki, durante el concurso./
Iñaki, durante el concurso.

Luisito parecía que iba a ser la víctima de unas votaciones estratégicas y, sorprendiendo a propios y extraños, logró superar al de Irún en el último duelo

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

Es paradójico, todos suspiraban por la ansiada unificación y, una vez lograda, la distancia entre los grupos es cada vez más notable y condiciona seriamente las votaciones. Y lo peor es que los azules, representados tan solo por Luisito y Leti San, son la clave de todo. Los componentes verdes que pueden nominar son seis y hay otros tantos rojos que tienen sufragio, de modo que si se apuntan los unos a los otros cualquier cosa puede pasar. Vistas las cosas, el dúo Angoso eran el objetivo de todos ya que de su decisión podía depender el desempate. Luisito tenía clara su 'imparcialidad': «Podemos estar un poco más cerca de los rojos o de los verdes por la situación que nos ha tocado, pero yo soy azul». Aunque su táctica real era atraer a su amiga al lado esmeralda. Ella se sentía entre la espada y la pared. «Los verdes ya han dicho que si voto en contra suya, mañana me votan todos a mi; y los rojos también quieren que les apoye». De modo que, hiciera lo que hiciera, iba a ganarse enemigos. «Esto es ahora matemático, hay que hacer números», indicaba con tino el camarero de Miranda de Ebro. Las estrategias invadían el ambiente y algunos tenían muy clara la suya. «Vamos a buscar el empate», avanzaba Leire, por ejemplo.

Caballo ya estaba condenado al perder el juego de 'Caníbales' y Lekue y su protegido, Lopa, tenían en su mano otro importante 'as', nominar directamente a cualquiera de sus compañeros. Y el alavés ya advirtió de que, visto que uno de los fuertes ya estaba castigado, «hay que poner a otro 'gallo' ahí». Y el color de sus camisetas indicaba que sus miras estaban puestas en un rojo. Asier fue el elegido por el privilegiado y la elección demostró que querían quitarse de en medio a uno de los rivales más robustos. Iñaki era el tercer duelista, seleccionado tras las complicadas votaciones, pero Luisito no se salvó de la quema, segundo nominado en la asamblea.

El duelo final tenía miga. Asier hizo gala de una fortaleza increíble, mientras Caballo silenciaba a los que dudaban de su vigor. Al final, los banderines decidían y, contrariamente a lo que pensaba todo el mundo, Luisito sacó fuerzas de donde no había y sobrepasó a Iñaki, dejando boquiabiertos a los que prejuzgaron al mirandés. Sin embargo, su hazaña no garantizaba su permanencia en el concurso. Fue Julian Iantzi el que pregonó su triunfo y aseguró su continuidad en la cada vez más compleja aventura de 'El Conquistador del Pacífico'.