La cerveza une a Miriam Saavedra y Mónica Hoyos en 'GH VIP'

Miriam y Mónica hacen las paces. /TELECINCO
Miriam y Mónica hacen las paces. / TELECINCO

Aramís Fuster se convirtió en la segunda expulsada de 'GH VIP' y Asraf, Miriam, Verdeliss y Omar son los nominados de esta semana

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

¿Quién lo iba a decir? Las grandes enemigas van suavizando posturas y una fiesta de la cerveza logra el acercamiento… ¿definitivo? Miriam Saavedra y Mónica Hoyos han sido uno de los principales reclamos de 'GH VIP'. Porque nos encantan las peleas, las disputas, los malos rollos… Porque el concursante que pasa desapercibido aburre. Es una de las principales leyes de la televisión: que te adoren o que te odien, pero nunca dejes indiferente al espectador. Y resulta que las ex de Carlos Lozano han fumado la pipa de la paz. Una armonía relativa, pero concordia al fin y al cabo.

Jorge Javier les propuso hace unos días una conversación a solas, calmada. Y aquel diálogo encendió la mecha. Después, la cerveza se encargó de acercar posturas. Miriam volvió a ponerse como las avutardas y su 'melocotón' le llevó a ver en su rival a su nueva mejor amiga. «Tú no eres mala, eres pesada», comenzó diciéndole la muchacha a su compañera de reality. «Es que me has hecho mucho daño», prosiguió. Y Mónica respondió que ella no había sido la causante del dolor. Y añadió: «Si crees que tienes talento para la televisión tienes que apostar por ti y dejar las mierdas que haces y dices». Y lejos de enfadarse, Miriam contestó: «Me encantan tus labios». Una vuelta de tuerca a aquello de '¿dónde vas? Manzanas traigo'. «Estás como una cabra», acertó a decir la ex azafata de 'El precio justo' ojiplática.

El caso es que la melopea trajo la paz. «Carlos es un estupendo padre, pero tú eres una excelente madre», piropeó Miriam a su hasta entonces gran enemiga. Y tal fue la conciliación que ni siquiera se nominaron esta semana (bueno, Mónica le plató un puntito a Miriam, pero pelillos a la mar en comparación de lo ocurrido hasta ahora). El que no se baja del burro es Lozano, que desde plató ya apuntaba: «Al final acabaré siendo yo el malo de este culebrón». Y Jorge Javier, con sorna, le dio un buen zasca. «Lo que te da rabia es que te hayan sacado de la historia y ahora se lleven bien», sentenció el presentador. Y Lozano, erre que erre, siguió enfangándolo todo. «Las dos se han aprovechado de mi toda la vida», reprochó afligido, pero su pesadumbre no caló entre el público presente en la sala.

Aramís, fuera de la casa

Aramis con Jorge Javier tras su expulsión.
Aramis con Jorge Javier tras su expulsión. / TELECINCO

La otra protagonista de la noche fue Aramís Fuster, que resultó ser la expulsada de esta semana, una eliminación que ella misma había sugerido al respetable. «Te perfilabas como ganadora y lo has tirado todo por la borda», afeó el conductor de la gala muy enfadado con la vidente. Pero la bruja, lejos de amilanarse, siguió insistiendo en que había perdido su alma y tenía que salir para encontrarla. No se extrañen si la ven buscándola por los platós de Telecinco. Para rematar la faena, el concurso logró que Mario Conde, el supuesto amor platónico de la adivina, le dedicara sus memorias.

Por lo demás, Omar Montes fue castigado con una nominación directa por ser un gañán animando a Asraf a que se aprovechara de la melopea de Miriam y se acostara con ella. La lista de nominados de esta semana la formaban el rapero boxeador, Verdeliss, el Koala y la propia Miriam, pero como Ángel Garó (que recibió en directo la noticia de que había sido absuelto en el juicio que tenía pendiente) había ganado el liderazgo y tenía un cabreo de narices con Asraf, optó por utilizar su poder y sacar de la lista negra al Koala para incluir en ella al Mister Universo. Así están las cosas.