El mal gesto de Vicky Martín Berrocal que hizo llorar a Ana Milán en 'MasterChef Celebrity'

Vicky Martín Berrocal prueba un plato ante la presencia de Ana Milán./RTVE
Vicky Martín Berrocal prueba un plato ante la presencia de Ana Milán. / RTVE

Elena Furiase y Marta Torné fueron las expulsadas de una gala en la que Vicky Martín Berrocal destacó por sus conflictos y un comentario que hizo llorar a Ana Milán

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

Marchose presurosa Ana Obregón a las primeras de cambio dejando huérfanos de polémica a los aspirantes. Las primeras semanas de la cuarta edición de 'MasterChef Celebrity 4' no han dado el juego adecuado y los responsables del formato han querido dar una vuelta de tuerca al mismo para ver si incendian las cocinas. Aduciendo el nivel excesivamente bajo de los concursantes, Boris Izaguirre y Anabel Alonso se incorporan al talent culinario con todas las de la ley. Pero vayamos por partes.

El comienzo de la jornada ya derivó en bronca. Los aspirantes trabajaban de dos en dos para elaborar el mismo postre, pero eran evaluados de manera individual. Y lo peor es que solo un miembro de la pareja contaba con la receta. Una vez leída, debía cantarle las instrucciones oportunas a su compañero a través de una pared. Alex Adróver y Marta Torné, Ana Milán y Vicky Martín Berrocal, Félix Gómez y Almudena Cid, Yolanda Ramos y Elena Furiase, Juan Avellaneda y Tamara Falcó y, lógicamente, Los Chunguitos, formaron los dúos. El actor Edu Soto se encargó de poner la nota cómica al tinglado y el maestro chocolatero David Pallàs aportó algunas de sus mejores creaciones para que los 'novatos' intentaran' clonarlas.

La protagonista de la velada fue Martín Berrocal, que primero tiró sin querer el pastel de Almudena Cid (sin pedir perdón ni mucho menos) y luego, en un gesto poco elegante, destacó ante los jueces la gelatina mal hecha que tenía el plato de Ana Milán, haciendo llorar de impotencia a su amiga. «No hemos visto respeto por el trabajo de vuestros compañeros», regañaron los jueces. Con todo, Tamara Falcó y Marta Torné fueron las mejores y, por lo tanto, las capitanas de la siguiente etapa.

En el parque de bomberos de Navacerrada, Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo Nájera y Jordi Cruz rindieron homenaje a los 'apagafuegos' de la Comunidad de Madrid, que llevan 52 años salvando vidas en sus más de 700.000 intervenciones. Un centenar de bomberos de la región degustaron un menú sano y deportivo elaborado por Tamara, los Chunguitos, Avellaneda, Alex y Yolanda Ramos, vestidos de rojo, y Marta, Almudena, Ana Milán, Vicky, Félix y Elena Furiase, de azul. La presión le jugó una mala pasada a la líder azul que sufrió un ataque de ansiedad. «Estabas desbordada, perdida», indicaron los expertos antes de condenar a su grupo a la eliminatoria.

Y en la última parte llegó la sorpresa. Esta vez iban a ser dos personas las expulsadas porque Boris y Anabel regresaban al formato. Lo hacían, eso sí, sometiéndose primero a la prueba final. Y otro sobresalto, Félix, por ser el mejor de su equipo, tenía la opción de rescatar a dos delantales negros y se salvó a sí mismo y a Almudena. Los aspirantes se jugaban su permanencia divididos en dos grupos. Primero, participaron en una prueba de habilidad en la que el más rápido abriendo vieiras, ostras y centollos se salvaría. Y Anabel y Vicky fueron las primeras logrando el rescate. El póker restante (Boris, Vicky, Marta y Elena) se enfrentaba en una segunda prueba cocinando un plato libre con el género utilizado.

Torné no acertó en su cocinado -«has hecho un mojón de centollo», calificó Jordi- y la nieta de Lola Flores quiso rendir tributo a su abuela llamando a su creación «Si me queréis, irse». Y puso humor, «pero no tiene gracia comerlo», valoró el jurado. Y así, las dos actrices tuvieron que abandonar el concurso muy emocionadas.