Un Mota más reivindicativo que nunca

Un Mota más reivindicativo que nunca

El especial del cómico manchego en TVE, 'Retratos salvajes', sorprendió por su tono reivindicativo, sobre todo en la parte final

JOSEBA FIESTRAS

Este año José Mota ha sido más reivindicativo que nunca. Su especial, titulado 'Retratos salvajes', sigue la estela de sus anteriores incursiones en la Nochevieja pública, pero el final dio un giro sorprendente. Primero, una reclamación feminista que parecía un chiste viejo y se convirtió en una bofetada al machismo más casposo. («Era de obligado cumplimiento retratar el año de la mujer», había avanazado ya el artista). Y luego, otra lanza rota en pos de los cómicos y en contra de los 'ofendiditos'. «A la cárcel por contar un chiste verde», comenzaba el gag con el que finalizaría un show que acabó convirtiéndose en un auténtico homenaje a los grandes humoristas del país. ¡Hasta Millán Salcedo participó en ese colofón con un surrealista intercambio de parejas!

Rajoy debe volver porque los nuevos políticos son inimitables. Y razón no le faltaba al guión porque a Sánchez, Casado, Rivera y compañía no les ha cogido el punto el manchego. El planteamiento inspiraba una carrera de fondo en la que participaban rostros conocidos como Pepe Navarro, Santiago Segura o Ana Arias, entre otros muchos. La factura de la luz al final del túnel, (Quim) Torras en la cocina o el 'Ahora caigo' protagonizado por los ministros de Sánchez son algunos de los momentos memorables del programa, que también parodió series actuales como 'La casa de papel' o 'Fariña' (ésta última cambiando la coca por masters universitarios).

No faltaron las clásicas canciones con cambios de letra para acomodarlas a temas de actualidad (muy bueno el 'Pedro Navaja' adaptado a Villarejo) y sketchs surrealistas que rivalizan con la realidad como la comparecencia de Aznar ante Pablo Iglesias, aquí divagando ambos sobre Dartacan y los tres mosqueperros (¿o eran cuatro?). Y como Mota sabe también reírse de sí mismo, no faltó la imitación a la Ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, cuyo parecido físico con el humorista ha provocado numerosos 'memes' en las redes sociales.