Drama en 'Masterchef': se rompió la pareja

Víctor/RTVE
Víctor / RTVE

Víctor fue el concursante expulsado y su marcha provocó el llanto de Sofía, su gran amiga, que prometió besarle si llegaba a la final

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

Era el favorito de Jordi Cruz -«porque tienes una actitud maravillosa», definió el juez-, pero cometió un error y a estas alturas del concurso cualquier fallo te puede mandar a casa. Y eso es lo que sucedió ayer en 'Masterchef'. Víctor debía elaborar un plato con el sistema del Food Pairing, un método que consiste en establecer una lista de los aromas de un alimento y buscar las mismas esencias en otros productos para establecer uniones y crear nuevas recetas. Y acertó en la estética y en la técnica, pero falló en el sabor. El ingeniero de telecomunicaciones fue expulsado y el drama explotó cuando el jurado pronunció su nombre.

El aspirante tiene una sólida relación con Sofía, otra joven concursante a la que ha conocido en el programa y con la que ha ido forjando algo más que una simple amistad.

Y las lágrimas de la muchacha afloraron al conocer la noticia. «No puede ser», exclamaba afligida y llorando. Pronto bajó a abrazar a su compañero, que tampoco pudo aguantar el llanto. «Me siento muy agradecido por todo tu apoyo y por enseñarme que la vida era otra cosa», le dijó él poético. «Te voy a echar tanto de menos», suspiraba ella desconsolada.

Pasado el mal trago, 'la alcaldesa' rescató un compromiso que había adquirido con el expulsado. «Hice una promesa, que si llegaba a la final te daría un beso. Y eso sigue en pie», manifestó sonriendo a pesar de la desdicha. Pero aún hubo algo más que aligeró la despedida. Jordi guardaba un as en la manga para suavizar el momento: «Has dicho en más de una ocasión que la cocina es tu vida. Si eso es cierto, en mi casa no te faltará el trabajo». Con todo, el viaje televisivo acabó para Víctor, que besó con cariño su delantal antes de abandonarlo sobre los fogones.

La jornada había comenzado con una prueba individual en la que los compañeros debían hacerle la compra al colega que les había tocado, y algunos aplicaron un pelín de mala idea a la hora de escoger los alimentos. Ketty fue la vencedora y se llevó el delantal dorado que le otorgaba la inmunidad. Ella fue la encargada de formar equipos para la prueba de exteriores, que se realizó en Santoña. Los aspirantes tenían que elaborar un menú de cuatro platos con el pescado como gran protagonista. El resultado fue tan flojo que Jordi, Pepe y Samantha decidieron que no iban a valorarlos en equipo, sino individualmente.

Víctor, Toni y Oxana se la jugaban en la prueba eliminatoria, a la que acudió como chef invitado el vasco Andoni Luis Adúriz. La combinación de aromas y productos aparentemente muy alejados fue el reto que no logró superar Víctor, provocando el llanto de casi todos sus compañeros que quisieron despedirle con un abrazo común.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos