El cabreo de Santiago Segura en 'Masterchef celebrity'

Santiago Segura se queda a las puertas de la semifinal. /MasterChef
Santiago Segura se queda a las puertas de la semifinal. / MasterChef

El cineasta no supo elaborar una esfera de chocolate blanco que le pedían, hizo llorar a Paz Vega y tuvo que abandonar el concurso a las puertas de la final

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

Ya había avisado de que no sabía perder y se fue calentito a casa. Santiago Segura fue el noveno expulsado de 'Masterchef celebrity' al no superar un durísimo desafio. «La prueba más compleja de la historia del programa», advirtió Jordi Cruz. El cómico, Ona Carbonell y Paz Vega debían reproducir uno de los espectaculares postres de Jordi Butrón, chef que creó junto con Xano Seguer el primer restaurante de postres del mundo: Espai Sucre. El trío contaba con 180 minutos para hacer este dulce que consta de 90 pasos para su elaboración. Y Segura, pese a que se esmeró lo suyo, no supo reproducir la cúpula de chocolate blanco que le pedían, hecho que motivó su despido. «¡No soy ni semifinalista! Soy un desgraciado, como todos los demás que se han ido», se lamentaba el de 'Torrente', que tuvo sus más y sus menos con Paz Vega.

El cineasta y la actriz ya habían chocado en la prueba de exteriores, que se celebró en un elegante crucero. Cada equipo tenía que elaborar un menú con entrante, principal y postre para cien personas. Los platos estaban diseñados por el chef Ramón Freixa, que supervisó el reto. Y Santiago y Paz, que formaban equipo junto a Ona Carbonell, no se entendieron. A ella no le salían los gofres de patata que le habían pedido, y a él se le atragantaron los profiteroles. Y hubo choque entre la pareja, aunque lo más fuerte estaba por llegar. Ya en la eliminatoria, ambos volvieron a cruzarse y un comentario de la intérprete andaluza dolió sobremanera a Santiago. «No has atemperado bien el chocolate», avisó la amiga, y el director de cine, que era un manojo de nervios, estalló: «¡Con lo bien que me caía!», exclamó insistiendo en que no se metiera donde no le llamaban.

«No me esperaba la reacción de Santi, creo que ha estado fuera de lugar», reflexionaba la sevillana con lágrimas en los ojos. No llegó la sangre al río porque Santiago dio marcha atrás y, al ver a su compañera tan afligida, se acercó y le dio un beso con el que firmaron la paz. Desde las gradas, Boris Izaguirre, Mario Vaquerizo y Antonia Dell'Ate observaban atónitos la jugada. La italiana estaba de enhorabuena porque el jurado la felicitó por su gran labor en la prueba de exteriores. «¡Justicia al fin!», exclamaba la de Brindisi, quejándose porque habían tenido que pasar nueve programas «para ser comprendida», dijo.

En la primera prueba, Jordi Cruz, Pepe Rodríguez y Samantha Vallejo Nájera retaron a los aspirantes a elaborar un menú específico que iban a saborear personas con intolerancias y alergias alimenticias al gluten, al huevo, a los frutos secos, al marisco, a la lactosa y a la fructosa. Y para ello debían utilizar los ingredientes que había en sus neveras cuando dejaron sus casas. Lo mejor era que los comensales eran amigos suyos como Cayetana Guillén Cuervo, Juan Ramón Lucas, Topacio Fresh, José Mota o Florentino Fernández, entre otros.