Los comentarios machistas de Alejandro Albalá a Sofía Suescun en 'GH Dúo'

Sofía y Alejandro./TELECINCO
Sofía y Alejandro. / TELECINCO

Antonio Tejado, noveno expulsado, fue condenado por la audiencia y tuvo que enfrentarse a las duras críticas de su expareja, Candela Acevedo, mientras Jorge Javier piropeaba su paso por el concurso

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

«Visceral, romántico y con mala suerte en el amor». Así se definió Antonio Tejado antes de entrar a 'GH Dúo'. Y con las mismas palabras recibió Jorge Javier Vázquez al sevillano tras ser expulsado del formato. «Te has comido el concurso, merecías haber llegado a la final», elogió el presentador antes de agradecerle su entrega y su participación. El sobrino de María Del Monte perdió la batalla con Carolina Sobe y resultó el elegido por la audiencia para abandonar la casa tras varias semanas protagonizando polémicas en esta edición del reality. «Jamás me imaginé que iba a llegar tan lejos», admitió el concursante ya desde plató y antes de someterse al interrogatorio que le hizo Vázquez y a las duras críticas que le 'regaló' su excompañera sentimental, Candela Acevedo.

Antes de la expulsión, la casa vivió momentos muy tensos por los comentarios machistas que Alejandro Albalá dedicó a Sofía Suescun y, sobre todo, por la dura reprimenda que el conductor del espacio le aplicó por ello. «Te gusta mucho que te miren. No me gusta que te vean el culo. La ropa se te transparenta», le llegó a decir el concursante a su exnovia. La madre del muchacho (¡esas progenitoras que están desempeñando un papel tan importante o más que sus vástagos!) reconoció que el comportamiento de su hijo no había estado bien, pero se quejó de lo excesiva que le pareció la bronca. «A lo mejor me equivoco y son cosas que se me escapan», se disculpó Jorge Javier quitando hierro al asunto. Y más le valía porque las redes arden en críticas contra el comunicador por la supuesta doble vara de medir que utiliza. Pasada la tormenta, y tras haberse disculpado públicamente varias veces, el chaval fue el que más pinzas se puso en la prueba de inmunidad y logró convertirse en líder. «Me da auténtica vergüenza. Me arrepiento por mi familia y la gente que esté viendo esta gilipollez que he hecho», dijo el joven. Su privilegio consistía en ver todas las nominaciones de sus compañeros y votar al final para poder así descompensar la tabla. Y aunque con su decisión podía condenar a su exnovia, prefirió librarla del castigo. «Mi corazón no me lo permite», explicó el joven. Y es que son más teatreros que un delantero en el area contraria.

Otro momento intenso fue la celebración del cumpleaños de Carolina. Resulta que María Jesús Ruiz, en lugar de sumarse a la fiesta de la onomástica, prefirió retirarse a dormir, y la decisión provocó la ira de la homenajeada, que decidió no compartir con ella la tarta. «No me voy a prestar a más humillaciones», clamaba la modelo apelando a ese lado 'telenovelesco' que le acompaña. «Para mí ella no es nadie», bramó bañada en lágrimas.

Por lo demás, Juan Miguel se ha cambiado el color de la barba, y es que lo del diente ya no vende y no sabe qué más hacer para dar juego en el concurso; Kiko e Irene discuten lo justito, y son, de lejos, los más coherentes de la casa; Tejado avisó a la audiencia de que «igual esta noche me tomó un refresquito con mi hermano», lo que puso en guardia a todos los fiesteros de Madrid; y los nominados definitivos de esta semana son Juan Miguel, Carolina y María Jesús. Veremos a quién castiga la audiencia.