'Acacias 38' da un salto en el tiempo

Los nuevos episodios de la serie se sitúan en 1913./TVE
Los nuevos episodios de la serie se sitúan en 1913. / TVE

La ficción diaria de La 1 avanza una década e incorpora a diez nuevos personajes para sus próximos capítulos

JULIÁN ALÍA

Con casi cuatro años en antena y cerca de alcanzar la cifra de 1.000 capítulos, 'Acacias 38', la ficción diaria que La 1 de TVE emite a las 17.20 horas, da un salto de una década y se sitúa en 1913. «Va a ser como empezar de cero», comentaba ayer en la presentación Josep Cister, productor ejecutivo de Boomerang TV, que también reconocía que «el salto va a suponer recolocar todo el universo de la serie».

Los cambios anunciados empezarán a producirse a partir del capítulo 961, para dar la bienvenida al mes de marzo. En ellos, aparte de los nuevos decorados, la ambientación y el vestuario adaptados a la nueva época, se incluye la incorporación de diez nuevos actores, cuyos personajes han llegado en este lapso de tiempo al barrio madrileño.

Pero también cobran importancia aquellos que ya estaban y en los que se cimenta la historia de 'Acacias'. Es el caso del principal protagonista, Samuel Alday, interpretado por Juan Gareda, que regresa al distrito, dejando atrás la soltería, casado con Genoveva, a quien da vida la actriz recién incorporada Clara Garrido, una acompañante que no es del agrado de las señoras de la ciudad. Todo lo contrario a lo que ocurre con los caballeros.

«Es una serie que habla de nosotros mismos y además es un gran melodrama. Es una serie diaria en la que se trabaja con gran calidad, ritmo y sensibilidad y el resultado es magnífico», explicaba por su parte el director de Cine y Ficción de TVE, Fernando López Puig, para quien «es un placer contar con una ficción como esta en la parrilla».

Las vueltas de la vida

En esos diez años, a Lucía (Alba Gutiérrez), uno de sus personajes más relevantes, le ha dado tiempo a casarse con Eduardo, un hombre enfermo que aparece en las nuevas entregas, que lleva a su mujer por el camino de la amargura, y que está encarnado por Paco Mora. Sin embargo, la tristeza de Lucía encuentra un halo de esperanza con el regreso de Telmo, que intenta recuperarla tras demostrar su inocencia.

Otra incorporación es la de la familia Domínguez, que llega para ocupar la antigua vivienda de los Palacios. Bellita del Campo (María Gracia), y su marido, José Domínguez (Manuel Bandera), que se han hecho un hueco en el mundo de la farándula cantando y tocando la guitarra, hacen acto de presencia en Acacias para estar cerca de su hija Cinta (Aroa Rodríguez), interna en un colegio y a quien quieren quitarle de la cabeza la idea de dedicarse a la copla.

Ahora la chocolatería 'La Deliciosa' es un restaurante, llamado el 'Nuevo Siglo XX'. De él se encarga otra familia recién aposentada en el barrio: los Pasamar. Felicia (Susana Soleto) es la propietaria, y se encarga del negocio junto a su hijo Emilio (José Pastor), que tendrá sus menos y sus más con Cinta, y Camino (Aria Bedmar), a quien un trauma familiar dejó muda.

Entre los que ya llevan formando parte de las tardes de los espectadores, Lolita ha conseguido su negocio soñado, y es la tendera de la mantequería 'Sueño de Cabrahigo', y su marido Antoñito ha pasado por un curso avanzado de maduración, ya que se ha tenido que encargar de los negocios de su padre, Ramón, al ingresar éste en la cárcel. También ha visto gravemente afectada su vida Felipe, que, tras la pérdida de Celia, ha echado a perder su carrera abonándose a la lujuria.