Música

«La vida te da regalos»

Pablo Sáinz Villegas posa con Plácido Domingo. / E.C.
Pablo Sáinz Villegas posa con Plácido Domingo. / E.C.

Pablo Sáinz Villegas Guitarrista. Publica el álbum 'Volver' junto a Plácido Domingo, con temas latinos clásicos

César Coca
CÉSAR COCA

Pablo Sáinz Villegas (Logroño, 1977) es uno de los mejores guitarristas de la actualidad. Residente en Nueva York hace casi dos décadas, acaba de grabar un disco con Plácido Domingo ('Volver', sello Sony).

– Hace apenas dos años que conoció a Plácido Domingo y ya ha grabado un disco con él.

– Cierto. Todo empezó en el concierto en su honor que se celebró en el Bernabéu por sus 75 años. Era la primera vez que tocaba con él y la primera vez que lo hacía ante 60.000 espectadores. Sentí una profunda emoción.

– Y al día siguiente recibió una gran noticia de su agente.

– Habíamos hablado de que sería bonito incluir la versión de 'Adiós Granada' que íbamos a hacer en el Bernabéu en mi siguiente disco como un extra. La sorpresa fue cuando al día siguiente del concierto me llamó para decirme que Domingo no quería grabar 'Adiós Granada' sino un disco completo. La vida te da regalos, y este disco ha sido uno.

– ¿Cómo escogieron los temas? El repertorio latino es inmenso y Domingo ya había grabado algunos.

– Hacerlo fue como pintar en un lienzo en blanco. La relación de la guitarra con la voz es orgánica y viene de los trovadores. Nos juntamos varias veces y él se sentaba al piano y empezaba a cantar canciones que aprendió de sus padres. Son temas con los que han crecido varias generaciones. Además, teníamos la idea de hacer algo íntimo, casi como canciones al oído.

– Hay tres piezas en las que toca solo. ¿Quién lo propuso?

– Plácido Domingo es muy generoso y está siempre abierto a propuestas, lo que muestra su grandeza. Le comenté la posibilidad de incluir algo con guitarra sola y le pareció que era una forma de articular el viaje de Latinoamérica a España y Portugal que se plantea en el repertorio.

– De esa forma, el disco tiene el aire de un recital.

– Claro. En los recitales al cantante le va muy bien que el guitarrista, o el pianista, toque una pieza solo porque así puede relajar un poco las cuerdas vocales y beber agua. Queda muy natural también en el CD.

Diferencias

– ¿Qué diferencia hay para un guitarrista entre tocar solo, hacerlo en grupo de cámara y con orquesta, o acompañar a un cantante?

– Disfruto mucho de todas las expresiones y cada una tiene sus peculiaridades. La guitarra sola tiene un espacio de intimidad; con orquesta es más exuberante, trabaja más hacia fuera; con voz he tocado varias veces, con María Bayo por ejemplo, y queda muy natural.

– El disco está grabado en distintos momentos y ciudades. ¿Afecta eso de alguna forma a su unidad?

– Cuando lo he escuchado no he reparado en ello. Se ha hecho una labor técnica muy buena, con Rafa Sardina como productor. Para grabar teníamos que aprovechar huecos en la apretada agenda de Plácido, y eso nos ha llevado a utilizar salas situadas muy lejos entre sí. Utilizamos los mismos micrófonos y se cuidaron detalles como los de su colocación en las salas para generar un espacio sonoro similar.

– Ahora se suelen promocionar los discos haciendo giras con ese repertorio. ¿Actuarán alguna vez juntos?

– No habrá una gira como tal por sus muchos compromisos, pero me acaba de dirigir en el Concierto de Aranjuez en el Hollywood Bowl y el 14 de noviembre en Nueva York volverá a hacerlo en un concierto que se dará en TV. Y me ha invitado a varias galas en las que sin duda sonará alguno de los temas del disco.

– En unos meses tocará con la Sinfónica de Chicago y ha estrenado una obra de John Williams. ¿Siente que está llegando a la cima?

– No hay cima en el proceso creativo y eso lo hace tan emocionante. Hay un horizonte de luz y trato de dirigirme hacia él. Me siento muy afortunado de tener regalos como este, porque nadie como Plácido Domingo ha trascendido de su propio ámbito y es capaz de llenar estadios.

– ¿En qué país se aprecia hoy más la guitarra clásica?

– Andrés Segovia la llevó al primer plano de la música clásica, pero tras su muerte y la de Yepes bajó un poco pese a que nunca ha habido tan grandes guitarristas. Por mi experiencia, EE UU, Rusia y Reino Unido.

 

Fotos

Vídeos