El personaje

La vida es un parpadeo

Rosa Montero, esta semana en Bilbao. / IGNACIO PÉREZ
Rosa Montero, esta semana en Bilbao. / IGNACIO PÉREZ

Rosa Montero publica 'Los tiempos del odio', la tercera novela protagonizada por la androide Bruna Husky

ELENA SIERRA

Bruna Husky nació pasada la frontera del año 2100, por poner un número redondo –o nacerá, aunque la verdad es que nació ya en 2011–. Es una tecnohumana, o androide, físicamente muy valiente pero en lo emocional bastante cobarde: está convencida de que los sentimientos, el amor, solo pueden debilitarla. Rosa Montero, la escritora que la ha creado, se describe justo al revés: muy cobarde para todo lo que tenga que ver con la aventura física, lo puramente corporal, y sin embargo atrevida en lo emocional, convencida de que el amor solo puede hacerte más fuerte y salvarte. También de que solo la construcción de una sociedad basada en ese amor, en la solidaridad y la empatía, salvará al género humano.

Hay muchas más diferencias entre ellas dos: Montero nació en 1951 (en Madrid, eso sí como Bruna), se tituló en Periodismo y estudió unos cuantos cursos de Psicología –algo que le ha interesado siempre, tal vez porque en alguna ocasión ha sentido esa desconexión de la realidad que la llevó de joven a vivir etapas complicadas–. La androide, por su parte, fue creada como rep de combate, para mandarla a la guerra. A otros de sus compañeros se les pedía que pensaran (los de cálculo), a ella que no pensara en nada más que en la mejor vía para eliminar al enemigo.

Rosa Montero nació en Madrid en 1951
Estudió Periodismo y Psicología y trabajó en teatro. Además de colaborar en medios nacionales e internacionales, ha publicado ya más de una veintena de narraciones de ficción. 'Los tiempos del odio' es la tercera protagonizada por la androide Bruna Husky.

En todo lo demás, pese a las diferencias, el personaje y la autora, Bruna y Rosa, son iguales. Y lo son más aún en 'Los tiempos del odio. Sin amor no merece la pena vivir' (Seix Barral), la tercera parte de esa historia de Ciencia Ficción en la que la replicante es protagonista. «Es mi personaje favorito de todos los que he escrito y me siento muy identificada con ella, en lo más profundo». Sobre todo porque Bruna vive una sola década, es el drama de ser androide, y está obsesionada por el paso del tiempo; cada día se descuenta uno y sufre por ello. También Rosa vive así, aunque no sepa cuánto tiempo tiene. «Desde niña he sido muy consciente de que la vida es uno, dos parpadeos, de que nacemos con todas las ganas y la ilusión de hacer cosas y en dos parpadeos somos viejos y estamos enfermos (eso si tenemos suerte y no morimos jóvenes) y nos morimos», explica la escritora, autora de títulos como 'La función delta', 'Te trataré como a una reina', 'El corazón del tártaro', 'La hija del caníbal', 'La loca de la casa' y 'La ridícula idea de no volver a verte'. Esta última partía de la muerte de los seres queridos, de su marido, que es algo que a Bruna le preocupa muchísimo en esta tercera entrega.

En 'La ridícula idea de no volver a verte', Montero cuenta que de niña, entre los cinco y los nueve años, estuvo enferma de tuberculosis. De ahí tal vez su empeño en «vivir la vida con fruición, siendo consciente de cada momento, con conciencia, para no desperdiciarla». Eso lo comparte con su personaje, asegura. «Y comparto esa rabia, ese miedo, esa pena de morir, porque la vida es una estafa». Lo dice riendo, pero es su gran tema literario. «Yo escribo contra la muerte, para perder el miedo a morir. Y creo que es lo que hacemos muchos novelistas».

Fuera de los libros

En la vida fuera de los libros, para aprovechar bien el tiempo, esta madrileña hija de banderillero y ama de casa trabajó en los años setenta en el teatro, y ha colaborado a lo largo de varias décadas con muchos medios nacionales e internacionales y entrevistado a todo tipo de personajes; ha sido profesora en algunas universidades estadounidenses e impartido cursos de escritura creativa, ha escrito guiones de ficción para televisión y trabajado en una serie documental argentina. Novelas, cuento, libros infantiles y libros de periodismo se van alternando en su currículum. Y ha ganado premios como el Nacional de Periodismo 1981, el Primavera 1997 por 'La hija del caníbal', el Internacional de Periodismo Manuel Alcántara de la Universidad de Málaga 2017 y el Premio Nacional de las Letras Españolas 2017.

En sus novelas, sobre todo en estas de Ciencia Ficción que ella define «como las más realistas» que ha escrito, aprovecha para incluir todas esas informaciones sobre el estado del mundo y de la tecnología que ha ido recopilando y que dan fe de su interés por muchos ámbitos de estudio. «Antes tenía un archivo en papel, ahora lo guardo en una app». Con ellos, ha ido construyendo esa sociedad futura «que podría ser real» en la que tanto Bruna Husky como ella misma luchan, como pueden, contra la muerte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos