Música

Tres citas imprescindibles

Tres citas imprescindibles

E. V.

5 de julio. 21.00 h. Centro Muxikebarri. Getxo.

Kenny Barron Trío

El piano de Kenny Barron es como uno de esos agujeros de gusano que conectan dos puntos del espacio-tiempo. Los conciertos de este estilista del 'bebop' son un viaje de ida y vuelta por la historia del jazz. En un instante te transporta hasta la Calle 52 de Nueva York en los gloriosos años cuarenta. Y al siguiente te agarra de la pechera para regresar al presente y demostrarte que aún se puede ofrecer una música fresca y excitante partiendo de la ortodoxia.

A los 76 años, mantiene el mismo vigor con el que se dio a conocer en la banda de Philly Joe Jones. Y la misma humildad: «No soy genial, sólo soy un pianista decente», declaraba hace poco. En los sesenta formó parte del quinteto de Dizzy Gillespie, su mentor y gran influencia. Las alianzas con Yusef Lateef, Ron Carter, Stan Getz y Charlie Haden son otros hitos de su fecunda carrera. Elegante, lírico y versátil, Barron nunca defrauda.

20 de julio. 21.00 h. Polideportivo de Mendizorrotza. Vitoria.

Kamasi Washington

Con solo dos discos publicados, los extraordinarios 'The Epic' (2015) y 'Heaven And Hearth' (2018), se ha convertido en la estrella que el jazz andaba buscando. Arrastra a un público joven e interracial. Triunfa en festivales 'hipsters' como Coachella y Primavera Sound. En sus conciertos se baila. Incluso ha cautivado a los puristas con una propuesta que trasciende el canon. Para este saxofonista californiano de 38 años, jazz es solo una etiqueta. Una palabra. Y las palabras, dice, deben servir a la música y no al revés.

Más que un renovador, Washington es un compilador. Un alquimista con talento de sobra para elaborar un discurso de sensibilidad contemporánea mezclando sonidos clásicos de la música afroamericana como el gospel, el soul, el jazz cósmico de Pharoah Sanders y John Coltrane, la impronta funk del Miles Davis de los setenta, las oleadas 'free' de Ornette Coleman, los arreglos para 'big band' de Gerald Wilson y el 'smooth jazz' de Grover Washington Jr.

25 de julio. 21.00 h. Plaza de la Trinidad. San Sebastián.

Maria Schneider& Ensemble Denada

Considerada una de las mejores compositoras, arreglistas y directoras de orquesta del jazz moderno, visita por primera vez el Jazzaldia al frente de la 'big band' noruega Ensemble Denada. Tras graduarse en la Universidad de Minesota, en 1985 se trasladó a Nueva York para trabajar con el maestro Gil Evans. Y en 1993 fundó su propia orquestra, con la que actuó en el club Visiones de Manhattan durante cinco años seguidos.

La orquesta es la herramienta con la que construye su mirada sobre el mundo. Su música transmite espiritualidad y belleza, es colorista, dinámica y absorbe influencias que van del jazz de vanguardia y la clásica contemporánea a la música brasileña y el pop. Como dijo el pianista Frank Kimbrough, Maria Schneider tiene un don: «El don de poner el dedo justo en el barómetro emocional que te hace llorar sin control. Y cuando ella alcanza ese punto, ya no puedes hacer nada».