Música

A Schubert le gusta Valdegovía

Los integrantes del Cuarteto Quiroga./
Los integrantes del Cuarteto Quiroga.

El pueblo alavés organiza por segundo año una 'schubertíada' a la que acudirán el Cuarteto Quiroga y el chelista Arnau Tomàs

CÉSAR COCA

Habían de pasar 47 años desde la muerte de Bach para que Schubert llegara al mundo, y 56 para que viera la luz en Bilbao Juan Crisóstomo Arriaga, pero los tres estarán este verano en Valdegovía. Estará su música, y podrá escucharse como en una de aquellas 'schubertíadas' que el autor de la Sinfonía 'Incompleta' organizaba en su modesto piso de Viena, para gozo de su grupo de jóvenes amigos, compositores, intérpretes y amantes de la música también ellos. Será la segunda vez que suceda algo así en esta localidad alavesa de un millar de habitantes, para la que esta reunión de amigos que hacen música es un acontecimiento de primer orden. Casi un milagro, porque un festival parece algo en principio reservado a ciudades o pueblos con muchos miles de habitantes. Pero Schubert estuvo el año pasado y le gustó el paraje y el ambiente que se creó.

La primera edición fue posible a raíz de que el Festival de Vilabertran alcanzara su 25ª edición, en 2017. Durante todo ese tiempo, el festival organizaba dos docenas de conciertos a lo largo del verano en varias localidades gerundenses, con el epicentro en el pueblo que da nombre al festival. El alcalde de Valdegovía, Juan Carlos Ramírez-Escuero, conocía el festival desde hacía años y se empeñó en traer una de las sedes del mismo. Ofrecía como escenario las bellas iglesias de Bachicabo y Tuesta. El resultado fue más que satisfactorio y este año volverá a repetirse durante los cuatro sábados de julio, con la particularidad de que en dos de los conciertos participarán jóvenes artistas formados en Musikene.

A la izquierda, el chelista Arnau Tomàs. A la derecha, arriba, la soprano Natalia Labourdette. Abajo, la soprano egipcia Fatma Said.
A la izquierda, el chelista Arnau Tomàs. A la derecha, arriba, la soprano Natalia Labourdette. Abajo, la soprano egipcia Fatma Said.

El programa

La apertura del festival correrá a cargo del Dúo Arai, formado por el clarinetista Aitor Aburto y la pianista Anna Roig i Soler, que interpretarán obras de Schumann y Bernstein. A continuación, la soprano egipcia Fatma Said, acompañada por el pianista Roger Vignoles, abordará 'lieder' de Schubert, Clara y Robert Schumann. Será en la iglesia de Tuesta, el 6 de julio a las ocho de la tarde.

Una semana más tarde, a la misma hora, en Bachicabo, el violonchelista Arnau Tomàs abordará uno de esos monumentos que a punto de cumplir 300 años no hace sino agigantarse a nuestros oídos. Se trata de la serie de Suites para violonchelo solo de Bach, de la que interpretará las Nos. 2, 4 y 5.

De nuevo en Tuesta, el sábado 20, el pianista Juan Guillermo Martínez tocará obras de Rachmaninov y Scriabin para dar paso a la jovencísima soprano madrileña Natalia Labourdette que, junto a la también joven pianista Victoria Guerrero, interpretará una serie de 'lieder' de Schubert, Berg, Liszt y Wagner.

El festival tiene un cierre de categoría. Por el grupo elegido y las obras interpretadas. El grupo es el Cuarteto Quiroga, que se codea con los mejores del continente. Ylas obras son los cuartetos Nº 1 de Arriaga, compuesto cuando el músico vasco tenía solo 16 años, y el Nº 14 de Schubert, más conocido por su título:'La muerte y la doncella'. Si la partitura de Arriaga es de una belleza con un tinte dramático, la de Schubert está escrita en la antesala de la muerte –de hecho, el estreno se produjo ya tras el fallecimiento del compositor– y es de una intensidad desgarradora.

La organización del ciclo corre a cargo del Ayuntamiento y la Associació Franz Schubert Barcelona, y está apoyado por EL CORREO. El precio de las entradas, en todos los conciertos, es de 15 euros. Los sábados de julio, Schubert volverá a Valdegovía. Y traerá, como siempre, la mejor música.