Juegos de palabra

A escote

IRENE BARBERIA

Pagar a escote, ir a escote… y ahora vivir a escote. Dada la subida de los alquileres, cada vez son más quienes deciden compartir su piso con otras personas, para que cada inquilino pueda contribuir con su parte al gasto común de la vivienda y así poder hacer frente al pago mensual correspondiente. Surge así la expresión 'vivir a escote'. Pero ojo, que el 'escote' en esta frase no tiene nada que ver con la moda femenina. Procede del fráncico 'skot' (tributo o impuesto, contribución de dinero), la cual dio lugar a 'escot' en francés antiguo, actualmente 'écot', y a 'escotar' en castellano. Así, 'escotar' es, según la RAE, pagar la cuota que a cada uno le toque del gasto común. Es decir, quien paga a escote contribuye a la liquidación de una cuenta común con la parte que le corresponde. La expresión francesa 'payer son écot' (pagar a escote) apenas se usa, pues resulta algo literaria, con tintes decimonónicos y, por tanto, poco natural. Además, al igual que en castellano, el significado de 'écot' (escotar) no deja claro cuál es la cantidad que debe aportar cada individuo en el pago común: si lo mismo que el resto o lo que buenamente pueda. De ahí que en el país vecino se sustituya por expresiones más explícitas como 'pagar a partes iguales', 'cada uno lo que pueda' o incluso 'cada uno lo suyo'. En las culturas del norte, donde también se practica el pago a escote, cada cual aporta al conjunto la cantidad que le corresponde: quien consume más, paga más. Aquí, sin embargo, seguimos practicando el 'todos por igual'.