La bloguera impostora

Belle Gibson es una bloguera australiana que se hizo famosa por afirmar que había padecido un cáncer cerebral en etapa terminal que había superado gracias a una dieta sin gluten ni azúcar, desarrollada por ella, vendida en una aplicación de móvil y un libro que la hicieron millonaria. En 2015 se descubrió que todo era una mentira, nunca había padecido ningún cáncer. Hoy se enfrenta a una acusación por fraude, con una petición de un millón de libras esterlinas y pena de prisión. Algunas veces hay justicia.