La maestría de sacar brillo

La maestría de sacar brillo

Las obras restauradas del Museo de Bellas Artes de Bilbao despliegan todo su encanto, después de aplicar un tratamiento de choque que ha inyectado vida a un total de 26 obras en 2018

Isabel Urrutia Cabrera
ISABEL URRUTIA CABRERA

La Fundación Iberdrola lleva seis años sufragando el programa de restauración del Museo de Bellas Artes de Bilbao. Una colaboración de la que se han beneficiado ya más de 100 piezas. Solo en 2018 se han rehabilitado 26 obras (dos tallas, un retablo, cuatro tablas, diecisiete obras sobre papel, un óleo sobre lienzo y el montaje de Darío Urzay que brilla en la fachada).

A continuación se presentan siete de los trabajos de reparación, que en su inmensa mayoría forman parte de la exposición 'ABC. El alfabeto del Museo de Bilbao'. Todos ellos han salido del taller donde se afana el equipo de expertos que lidera María José Ruiz-Ozaita. En ningún caso se han escatimado medios, ya sean radiografías, luces ultravioletas, reflectografía infrarroja o análisis químicos de los pigmentos

'La caridad romana'

Obra
'La caridad romana'. Anónimo español (copia de un Murillo desaparecido). Siglo XVIII. Óleo sobre lienzo
Singularidad
Hace referencia a una fábula pagana del siglo I a. C. Los protagonistas son una hija y su padre. Ella no duda en amamantar a al anciano, encarcelado y sentenciado a muerte por inanición. Impactados por la piedad de la joven, los jueces deciden liberar al hombre.
Restauración más visible
Se somete el cuadro a una limpieza a fondo. Se elimina la suciedad superficial, el barniz oxidado y los antiguos repintes. También se recupera el color (reintegración cromática) en espacios donde la pintura había desaparecido y se aplica un nuevo barnizado. La obra gana nitidez y luminosidad.

'Retablo de los siete gozos de la Virgen María'

Obra
Retablo de los siete gozos de la Virgen María, de Pere Nicolau (autor del siglo XIV). Obra datada en torno a 1398. Temple sobre tabla de pino silvestre.
Singularidad
Refleja los hitos de la vida de la Virgen María (Anunciación, Natividad, Epifanía, Resurrección, Ascensión, Pentecostés y Dormición). Policromía brillante y dibujo de trazo fino. Estilo típico de Pere Nicolau, artista nacido en Barcelona muy influido por la estética germánica. Introdujo el llamado gótico internacional (de corte aristocrático, dirigido a un público amante de los fastos y el ceremonial) en la escuela valenciana. La obra que atesora el Bellas Artes se encuentra incompleta, falta el panel central.
Restauración más visible
La degradación de los pigmentos era notoria, entre otros detalles, en el manto de la Virgen. La consolidación de la materia pictórica, la limpieza del estrato superficial y el barnizado han recuperado todo el lustre de la obra. Se consigue que el azul ultramar de los ropajes de María parezca como recién pintado.
Dónde verla
Sala P de de la exposición 'ABC. El alfabeto del Museo de Bilbao'.

'Retrato de don Evaristo Echave'

Obra
Retrato de don Evaristo Echave, de Juan Barroeta Lecanda (Ugao-Miraballes, 1801-Bilbao, 1852). Obra fechada en 1833. Acuarela, gouache y grafito sobre papel.
Singularidad
El autor se labró buena fama como retratista de la burguesía bilbaína. En este lienzo inmortalizó a Evaristo Echave Unibaso, miembro de la milicia nacional que luchó contra las tropas carlistas durante el primer asedio de Bilbao en 1835. Después de la contienda, desempeñó sucesivamente los cargos municipales de Tesorero Municipal, Depositario y Administrador de las obras pías de la villa.
Restauración más visible
Hay que afrontar la torpeza de la restauración anterior, que había empleado elementos muy ácidos y también adhesivos dañinos para el papel. Tenía gravísimas roturas y grietas. Se recurre a bisturí y brochas de gran precisión, así como a las acuarelas más adecuadas para restaurar la pérdida de color. La chaqueta del retratado, de negro satinado, los pliegues del chaleco –con una ligera 'curva de la felicidad'–, así como la sutileza de los cortinajes del fondo, son detalles que ahora llaman la atención. Ya no pasa desapercibida la destreza de Barroeta Lecanda.
Dónde verla
Sala R de de la exposición 'ABC. El alfabeto del Museo de Bilbao'.

'La Virgen y San Juan al pie de la cruz'

Obra
La Virgen y San Juan al pie de la cruz. Anónimo español. Siglo XIV. Tallas policromadas.
Singularidad
Muy probablemente formaban parte de un Calvario del que no se conserva el personaje central. Gestualidad dramática y paleta de colores muy variada. El artista cuidaba los detalles y el efecto teatral del conjunto. La vestimenta tiene movimiento y las figuras llaman la atención por su delicadeza.
Restauración más visible
Reforzamiento de las tallas mediante injertos de madera apropiados y resinas específicas. También se consolida la policromía de las figuras y se corrigen las lagunas o ausencias de color. Barnizado nuevo y sustitución de los sistemas de anclaje.
Dónde verla
Sala P de de la exposición 'ABC. El alfabeto del Museo de Bilbao'.

'Retrato de José Camón Aznar'

Obra
Retrato de José Camón Aznar, de José María Ucelay (Bermeo, 1903-Bilbao,1979). Fechada en 1957. Tinta y grafito sobre papel.
Singularidad
Entre José Camón Aznar y José María Ucelay había una gran relación de amistad. El primero era catedrático de Historia del Arte Medieval en la Universidad de Madrid, autor de novelas como 'El pastor Quijótiz', tragedias ('Hitler, Lutero, Ariadna') y también ensayos ('El ser en el espíritu'). Destacó como periodista –llegó a ser redactor jefe en 'Crónica de Aragón'– y tenía la licenciatura de Derecho. En definitiva, un todoterreno que sintonizaba con Ucelay, que en su juventud, a finales de los años 20, se había codeado con figuras como Hemingway, Alejo Carpentier, Unamuno, Ravel, Picasso... mientras vivía en París. El pintor inmortaliza a su amigo en actitud relajada, junto a un ejemplar de la revista 'Goya' sin que falte un guiño al escultor Francisco Durrio, en un pequeño retrato sobre un caballete al fondo de la composición.
Restauración más visible
El papel ofrecía un aspecto lamentable, salpicado de 'foxing' (puntos causados por bacterias). Se aborda la limpieza con una estabilización química. También se realza al dibujo, concebido por Ucelay con tres variedades de tintas de color rojizo y grafito sobre papel avitelado. Hábil para crear atmósferas, devoto de las novelas de Jack London y Joseph Conrad, se esmeraba en los matices y la expresividad. Le atraía el orientalismo. El propio retrato de José Camón Aznar denota un punto de exotismo en el trazo.
Dónde verla
Sala F de de la exposición 'ABC. El alfabeto del Museo de Bilbao'.

'San Bartolomé ante el emperador. Martirio de San Bartolomé. La predicación de San Bartolomé. Decapitación de San Bartolomé'

Obra
'San Bartolomé ante el emperador. Martirio de San Bartolomé. La predicación de San Bartolomé. Decapitación de San Bartolomé'. Anónimo aragonés. De entre 1450 y 1480. Temple sobre tabla.
Singularidad
La obra recrea algunos de los hitos de la vida de San Bartolomé. Desde un exorcismo (que le permite ahuyentar a un demonio escondido en una estatua) a la tortura, prédica y muerte del santo. Se dice que fue desollado en Armenia y, lejos de abjurar de su fe, se echó la piel al hombro para dejar constancia de su martirio y seguir propagando el cristianismo. Finalmente murió decapitado. Es patrón de los carniceros, curtidores, sastres, zapateros, fabricantes de libros y mercaderes de queso, entre otros gremios.
Restauración más visible
Se eliminan pátinas antiguas y suciedad ambiental. También se colman lagunas de color, antes de proteger la superficie con un barnizado. Medidas que han servido para hacer justicia al talento del autor. Los expertos todavía hacen cábalas sobre la identidad del artista; se barajan nombres relevantes del gótico aragonés, como Jaume Huguet, Arnaut de Castellnou o Martín de Soria.
Dónde verla
Sala H de de la exposición 'ABC. El alfabeto del Museo de Bilbao'.

Descanso de Venus

Obra
'Descanso de Venus', de Roberto Laplaza (Bilbao, 1842-Madrid,1930). Data de 1875. Carboncillo sobre papel.
Singularidad
Roberto Laplaza hizo carrera en Madrid. Se especializó en pintura decorativa y trabajó para la burguesía y la aristocracia. Dejó huella en muchos palacios, tanto en las propiedades de los Duques de Bailén, como en las del marqués de Campo y condes de Casa Valencia. También tuvo un papel muy relevante en la restauración de la iglesia de San Francisco el Grande, en el barrio de Palacio, que forma parte del centro histórico de Madrid. Las vidrieras de este templo, integrado en un convento franciscano, llevan el sello del artista bilbaíno.
Restauración más visible
Limpieza exhaustiva, tratamiento de las deformaciones y reparación de las pérdidas mediante injertos. Se ha aprovechado la ocasión para hacer varios ajustes cromáticos.
Dónde verla
Sala S de de la exposición 'ABC. El alfabeto del Museo de Bilbao'.