Enrique de Ybarra | Presidente de ELCORREO

Un premio para un País Vasco tolerante, liberal y humanista

Bingen Zupiria, Enrique de Ybarra, Harkaitz Cano y José Miguel Santamaría ::/Fernando Gómez
Bingen Zupiria, Enrique de Ybarra, Harkaitz Cano y José Miguel Santamaría :: / Fernando Gómez

Iñaki Esteban
IÑAKI ESTEBAN

El presidente de EL CORREO y de la Fundación Vocento , Enrique de Ybarra, ofreció un discurso anterior a la entrevista con Harkaitz Cano en el que repasó el origen, el desarrollo y las últimas modificaciones del galardón convocado por este periódico. «Estaba destinado a textos publicados fuera de nuestra comunidad autónoma y que se refirieran a los valores democráticos, liberales y humanísticos relacionados con la sociedad vasca en su conjunto. Eran años difíciles en los que la lacra del terrorismo era nuestro gran problema. Algo que en EL CORREO, tanto personal como institucionalmente, sufrimos con especial dureza. Ese terrorismo tenía además el efecto de empañar la imagen exterior del País Vasco en su conjunto, lo que ciertamente sucedió, con efectos muy negativos desde cualquier punto de vista», recordó.

Como contrapunto, el premio quiso sintonizar con el pensamiento de «la gran mayoría de la sociedad vasca que compartía esos valores y que, de hecho, estaba sufriendo los efectos de la violencia precisamente por no plegarse a las exigencias de quienes empuñaban las armas».

Con el terrorismo ya desaparecido, se cambiaron las normas del premio pues «ya no se trataba solo de fomentar una imagen correcta del País Vasco desde fuera, de manera que incluimos la posibilidad de galardonar textos publicados en nuestra propia tierra. Con un añadido relevante: el premio se ha abierto a cualquiera de las lenguas oficiales de España».

Harkaitz Cano es el primer premiado de esta nueva era del galardón, que mantiene su compromiso con los valores humanistas que motivaron su inicio, consideró Enrique de Ybarra.