Pilar Jurado, presidenta de la SGAE: «No nos hemos muerto»

Miguel Ángel Recio y Pilar Jurado. / Foto: Efe | Vídeo: EP

La presidenta de la SGAE asegura que con el nuevo tope del 20% para la franja nocturna de la Ley de Propiedad Intelectual la rueda «se ha acabado» | Confía en que los nuevos pasos dados por la junta directiva paralicen la intervención

Iker Cortés
IKER CORTÉSMadrid

Lleva 22 días en el cargo pero la nueva presidenta de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) trata de cambiar la imagen negativa que la entidad arrastra desde hace años y avisa: «No nos hemos muerto. Estamos vivos y vamos a seguir así bastante tiempo». «Es evidente que hay que solucionar los problemas que han generado esta crisis, pero las crisis son también una oportunidad para que las cosas cambien», ha señalado Pilar Jurado en referencia a la petición que realizó hace un mes el Ministerio de Cultura y Deporte a la Audiencia Nacional para intervenir la sociedad.

En aras de trasladar una imagen de transparencia, la SGAE ha organizado un desayuno informativo para explicar todos aquellos pasos que se están dando para recuperar la confianza no solo de sus 120.000 socios, sino también de Cultura y de los ciudadanos. En este sentido, Jurado ha explicado que desde que fue elegida el 27 de diciembre, tras la moción de censura a su predecesor en el puesto, José Ángel Hevia, «han sido muchas las acciones se han puesto en marcha» para ajustarse a los requerimientos de Cultura. Unos requerimientos que, dice, «están prácticamente cumplidos o en proceso de cumplimiento».

Según ha explicado, la primera junta directiva, que tuvo lugar el 11 de marzo, ya se hizo con un orden del día que incluía «todas y cada una de las cuestiones» que el ministerio había puesto sobre la mesa. A saber, el voto electrónico, el reparto de diciembre de 2018, la creación de unos nuevos estatutos «con una acción clara de comunicación a los socios» para que sean aprobados por los dos tercios necesarios en la próxima asamblea general, un órgano de supervisión con el encargo de realizar un reglamento lo antes posible para que sus miembros puedan ser elegidos en próximas elecciones, junto con los presidentes de los consejos territoriales, y una comisión deontológica que la propia Jurado ha impulsado y que está convocada para la próxima semana. «Todos los puntos del orden del día que fueron sometidos a votación fueron aprobados por una amplia mayoría y en muchos casos por unanimidad, hecho que no había ocurrido en más de una década», apostilla. Explica Jurado que ella misma se ha ocupado de que las alegaciones que había solicitado la Audiencia Nacional «llegaran en tiempo y forma» y que a partir de ahí solo queda esperar a ver qué respuesta da la Audiencia Nacional.

En su relato, ha hecho hincapié en que en estas tres semanas también se ha encontrado con ciertos problemas de falta de transparencia y que impedían la agilidad necesaria en algunas cuestiones y que por ello se vio obligada a convocar una junta directiva extraordinaria para retirar la confianza a Juan Carlos López como secretario general, cese que se aprobó, ha recordado, con un 85% de apoyo de la junta directiva y tras la que Gerardo Rodríguez dimitía como director general. Y es que el desayuno informativo también fue la puesta de largo de Miguel Ángel Recio –ex director general del INAEM y también de Bellas Artes y Bienes Culturales y Archivos y Bibliotecas durante el Gobierno de Mariano Rajoy– en sustitución de Rodríguez, que no abrió la boca durante toda la comparecencia. Recio «fue aprobado por 28 votos a favor, 4 en contra y 3 abstenciones», ha recordado Jurado.

Asimismo, la presidenta de la SGAE da por zanjado el tema de los repartos después de que haya sido reglado por el Ministerio de Cultura tras la aprobación del tope del 20% para la franja nocturna que establece la Ley de Propiedad Intelectual. El asunto de la rueda, asegura, «se ha acabado». El único reparto que queda en duda es el de diciembre de 2018, para el que se ha creado un grupo de trabajo, dado que los repartos anteriores «están judicializados» y los siguientes se ajustarán al nuevo reglamento de Cultura. «Las leyes ya dictan algo. Ya no nos pelearemos entre nosotros. Está legislado y ya no va a existir este problema. Era una fuente de conflictos», reconoce.

Entre sus compromisos, Jurado ha recalcado varias veces la «transparencia» y el «consenso» entre sus prioridades para dar un futuro a una casa de la que viven «500 familias», así como «recuperar la credibilidad». «Me estoy dejando la vida en este empeño. No he venido a hacer la guerra sino a traer la paz», ha llegado a a comentar, quien ha pedido el mismo margen de «cien días» que se da a los presidentes de Gobierno. Y con respecto a la dimisión de Elena González Adalid como directora de los servicios jurídicos de la SGAE, la presidenta de la entidad ha asegurado que no ha tenido «ninguna desavenencia» con ella y ha afirmado que desde que está en el puesto siente que vive en un «juego de tronos».