Xabi Aburruzaga y sus 24 txiki-trikitilaris

Pose junkeriana de Xabi Aburruzaga en el Euskalduna./Piru Lamiako
Pose junkeriana de Xabi Aburruzaga en el Euskalduna. / Piru Lamiako

El txikitilari portugalujo triunfó en noneto con su festiva revisión del folk celta de La Bottine Souriante en un Euskalduna donde hubo dos colaboraciones sorpresas: de 24 alumnos de trikitixa y de Aitor Aspuru, el chico down que esta vez tocó el pandero

Óscar Cubillo
ÓSCAR CUBILLO

Con expectativas altas, lo que siempre es peligroso porque es más fácil toparte con la decepción, acudimos la tarde del domingo lluvioso a la sala A1 del Euskalduna donde Xabi Aburruzaga (Portugalete, 1978), el tercer trikititalari del escalafón euskaldun (detrás de Kepa Junkera y Agus 'Korrontzi' Barandiaran), adaptó el cancionero folk tan divertido y contagioso de loa canadiense La Bottine Souriante, banda formada en 1976 en Quebec. Esta aventura fugaz, de solo dos conciertos en exclusiva para el noveno ciclo Izar & Star, ese en el que los músicos vascos adaptan a sus influencias, la inauguró el sábado en San Sebastián (Tabakalera), donde arrancó con las versiones y siguió con sus canciones como nos avanzó él mismo, y la clausuró el domingo en Bilbao, donde reordenó el repertorio, intercalando covers de La Bottine con sus originales y así la velada ruló mucho mejor.

La dominical vespertina fue una cita de 88 minutos para 16 canciones, la mayoría instrumentales. Con los cuatro vientos entrando y saliendo de escena (una de las bazas de La Bottine es su refuerzo de metales), con la alineación base levemente cambiante (a veces también hacía mutis el baterista y panderetero principal), con Xabi en ocasiones calándose sombrero o gorra (con gorra su rostro nos volvió a recordar al del actor Casey Affleck), el concierto arrancó apretando internacionalmente ('Ouverture', con sus graciosos y difíciles trabalenguas), modernizó el folk vasco trikitilari ('Fandankeltik', luego la versión de Kepa Junkera 'Arin Quebec'), sólo se puso triste en 'Ciel d'automne' (compuesta por el violinista André Brunet, en La Bottine entre 1997-2006, cuando supo que su hija se estaba muriendo según explicó Xabi en su introducción) y se atrevió a cantar, lo cual no es su fuerte, en el melódico 'Denboraren naufrago', una suerte de triki pop a lo Gozategi que cursó creciente.

Parte de los 24 alumnos de trikitixa tocando 'Triolarileró'.
Parte de los 24 alumnos de trikitixa tocando 'Triolarileró'. / Piru Lamiako

Los teclados de Koldo Uriarte colaban guiños acid jazz, el violín de Nika Bitchiashvili se salía de la tabla, y se usaron algunas pregrabaciones, caso del zapateado o 'tap dancing' como base de 'Grondeuse'. Xabi volvió a la gradación en su original 'Maestro Zubeldia', la sima de la cita fue la cantada 'Erlojua ito' (aunque también creció en su desarrollo), la cima quizá fue 'Reel Du Ponte Au Pic' (agraciada con un magnífico solo de Nika Bitchiashvili que nos trasladó a un salón cabaretero de los de pianola), Xabi reveló más modernizaciones del folk vasco ('BI 5382') y, por sorpresa, invitó a 24 alumnos trikitilaris (en el centro una chica africana y otra asiática, ¡eso nunca se lo habría imaginado Rufino Arrola!), que se alinearon en la delantera del escenario para tocar 'Triolarileró' y tapar con sus acordeones diatónicas la voz de Xabi.

Aitor Aspuru al pandero en la última, 'Breakfast In belfast'.
Aitor Aspuru al pandero en la última, 'Breakfast In belfast'.

Después muy bonita y americana vía ferroviaria le quedó al portugalujo residente en Sopelana su original 'Montmagny', con vientos y dedicada a la ciudad quebequesa que acoge el festival 'Carrefour mondial de l'accordéon', donde Xabi ha actuado un par de veces. Y, ya en el bis, tres veces hubo que comenzar el 'Reel du Forgeron' de La Bottine, con pregrabados de arpa de boca y tap dancing, porque se fue el sonido y luego no se oían esas bases («el lunes el técnico al paro, ya verás, jo, jo», barruntó el folklorista Piru Lamiako), antes del adiós con 'Breakfast in Belfast' y el otro invitado sorpresa, el chico down Aitor Aspuru, al que por ejemplo hemos visto colaborando también con Kepa Junkera (abriendo con un aurresku en la Plaza Nueva la actuación de Kepa con su repertorio catalán).

Salimos contentos. El reto estuvo mejor de lo esperado, eso que esperábamos mucho de este repertorio de Xabi atacando a La Bottine.