«La vida en Grecia es y seguirá siendo difícil»

Eleftheria Arvanitaki./
Eleftheria Arvanitaki.

«La música es un viaje», dice la artista griega que ofrece el sábado el concierto central de Getxo Folk

JOSU OLARTE

El festival Getxo Folk dedica este sábado su jornada central a Eleftheria Arvanitaki, aclamada cantante griega que, partiendo de las raíces musicales de su país, se ha situado en el universo global de la world music. Poseedora de una voz profunda y diáfana apreciada por el público vasco, Eleftheria (El Pireo, Atenas 1958) comenzó actualizando la rembetika, canciones canallas surgidas de los bajos fondos portuarios en los que, a principios del siglo XX, se asentaron los refugiados griegos expulsados de Asia Menor tras la caída de Imperio otomano.

A mediados de los 80 arrancó su global carrera solista como diva mediterránea, a caballo entre lo tradicional y contemporáneo, y abierta el rock, los arreglos electrónicos y el jazz. Ha establecido vínculos con destacados compositores, letristas, poetas e interpretes. Este sábado recorrerá más de tres décadas de andadura en la Plaza de la Estación de Las Arenas (20.30 horas, 20 euros) junto a su ensemble mediterráneo. «Espero que lo disfruten tanto como yo», desea en vísperas de su presentación en el festival getxotarra de músicas del mundo que cerrará este domingo la histórica formación británica de folk rock Fairport Convention (20.30 horas 15 euros).

- Parece tener mucha afinidad con el País Vasco incluso llegó a colaborar con Kepa Junkera en su álbum 'Herria'.

- Amo el País Vasco. San Sebastián en una de mis ciudades favoritas. Es un historia de amor que empecé hace ya 20 años cuando comencé a trabajar con Syntorama (oficina de management donostiarra ndr). Me sentí bendecida con mi colaboración con Kepa Junkera, la canción que grabamos ('Itsasoa laino dago', de Urko) es muy hermosa.

- Es la artista griega más conocida en España desde hace dos décadas. ¿A qué atribuye su popularidad?

- Tengo una gran química con España. Ha habido una gran energía desde el comienzo de mis shows aquí y siento que la relación que tenemos es aún fuerte. Una parte de la música que hago es nueva y otra tiene vínculos más fuertes con la tradición, pero de una manera actualizada. Este enfoque parece ser atractivo para el público español y estoy muy feliz por ello.

- Ha versionado a Amaral y grabado con Javier Limón y Buika, ¿hasta qué punto le intersesa y le influye la música española'?

- Además del maravilloso dúo que cante con Buika ('Mírame') también toqué junto a Carlos Núñez en el Millenium End Festival en Barcelona. La música es un viaje y conocer la de otras culturas es una dimensión fascinante de este viaje. Mi álbum 'Emision' refleja este intercambio de música y culturas desde que canté canciones de Teofilo Chantre de Cavo Verde, de Dulce Pontes o de Ismael Lo de Senegal, aparte de las canciones escritas por los creadores de canciones griegas. Incluso mi mayor éxito, 'Dynata', fue escrito por un armenio que vivía en los Estados Unidos. Mi gran afecto por España naturalmente propició en un interés por su música, pero también por su cultura y arte en general. Me encanta el flamenco, amo las películas de Almodóvar, la música de Alberto Iglesias y me encantan escritores españoles como Arturo Pérez-Reverte. Espero tener la oportunidad de volver a trabajar con algún artista español.

- Se le suele preguntar sobre cuestiones políticas. ¿Llega a sentirse como embajadora de Grecia más allá de lo musical?

- Para ser honesta, no creo que actúe como embajadora de ningún tipo. No me importa responder a cuestiones políticas porque, aparte de ser artista, soy una ciudadana que reflexiona sobre su país.

- Su último concierto en Bilbao fue justo antes de la formación del gobierno de izquierda liderado por Syriza, ¿cómo lo calificaría tres años después? ¿En qué se ha concretado el cambio político?

- Syriza fue una gran esperanza para el pueblo griego, pero sin conocer el alcance real de los compromisos del país con la Unión Europea. Eso es principalmente la razón por la que la gente se siente decepcionada. Una cosa es estar en oposición y otra muy diferente gobernar.

- Alexis Tsipras se vio obligado a adoptar medidas impopulares, como recortar las pensiones. ¿Cómo cree que los griegos han soportado la crisis y cómo ven el futuro de su país?

- Hay ciertos compromisos de los que nadie puede escapar. La vida cotidiana ha sido, sigue siendo y será difícil en Grecia durante algún tiempo, incluso ahora que el país volvió a salir a los mercados. Soy muy escéptica sobre nuestro futuro porque veo y me enfrento a diario a las dificultades de los tiempos de crisis actuales en los que aprecio en la gente una necesidad fuerte de volver a las raíces. Y creo que por eso la rembética y la música tradicional griega se siguen tocando con pasión.

- Durante estos años la ultraderecha representada por Amanecer Dorado acapara ya el 7% de los votos. Su música sin fronteras representa valores opuestos, ¿le preocupa ese ascenso?

- Es algo que no se limita a Grecia y que me preocupa como artista y ciudadana. La creciente decepción y desconfianza de la gente hacia los políticos ha propiciado el surgimiento de fanatismos como Amanecer Dorado. Es por eso por lo que, a pesar de esa decepción, es necesario ir a votar. De lo contrario, los extremistas se volverán aún más fuertes y esto conducirá a otros peligros.

- Suele actuar en festivales del world music como el Getxo Folk, ¿se siente cómoda en esa etiqueta?

- Para mí es algo natural actuar en festivales de 'world music' porque mi música es mundial, ya que es música con fuertes vínculos con el este y el oeste. También lo llamaría música de fusión en cierto sentido, ya que siempre he experimentado con diferentes sonidos y estilos. También he cantado canciones pop y jazz, pero siempre llevo la esencia de la tradición.

- ¿Cómo fueron tus inicios? ¿Qué te influía entonces y qué música te motiva ahora?

- Cuando era joven escuchaba blues y música rock. Luego conocí la rembética y me uní a mi grupo Opisthodromiki Kompania. Fue como un amor repentino en mis inicios y empecé a profundizar en esa música fijándome y colaborando con una intérprete llamada Maarika Nonou que fue como mi maestra. Más tarde, cuando ya era cantante, también estudié a otra vocalista llamada Tzeni Vanou que tenía una voz increíble cantando sobre todo temas de jazz en Grecia. Y, por supuesto, he estudiado el repertorio de la incomparable Umm Kalzum a quien considero una de las mejores cantantes de la historia-

- ¿Cómo será su recital en Getxo? ¿En qué formato se presentará?

- Tengo un excelente grupo de músicos y solistas como bateria, piano, bajo, laud, bouzuki y lavta (guitarra turca similar al oud). Haremos una panorámica de mi carrera abarcando desde la etapa rembética hasta mi álbum más reciente '9 + 1 istories' e incluso mi último sencillo 'Tin idia stigmi na zume' (Vivamos el mismo momento), grabado con el increíble grupo de música tradicional de Atenas llamado Takim con un carácter de world music lleno de elementos jazzísticos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos