El 'Sonido forestal' de Garbayo

Garbayo atravesado por la luz de la sierra./Samantha López
Garbayo atravesado por la luz de la sierra. / Samantha López

El líder de Los Zodiacs getxotarras ha creado una familia en la Sierra de Gredos y desde ahí, austero y aislado, se desdobla en un nuevo proyecto que lleva su apellido. Estos días actúa por Bilbao

Óscar Cubillo
ÓSCAR CUBILLO

El rubiales y efervescente Ignacio Garbayo aún lidera a Los Zodiacs, el grupo hogaño en dique seco y que antaño llegó a ser el mejor salido de Getxo, nuestro grupo vasco favorito durante varios años en función de su ataque rocanrolero infectado de hiperexcitación. Los Zodiacs lo intentaron en la multinacional Warner y Fito se los llevo de teloneros en una de sus macrogiras, pero no dieron el campanazo definitivo.

Y ahora Garbayo se desdobla artísticamente desde su aislamiento de la Sierra de Gredos, adonde se ha mudado, donde ha creado una familia feliz y desde donde a veces hace incursiones de todo tipo, como la gira que afronta en estas semanas con su primer disco en solitario, 'Sonido forestal', editado en el sello Oso Polita de la influyente promotora de conciertos Last Tour.

'Sonido forestal' es un tratado de power pop vitamínico y retrojuvenil por aquello del entusiasmo inoxidable que representará en tres citas en Bilbao, las tres con entrada libre: jueves en el Fnac (19 h) y sábado en La Ribera (13 h), en ambas él solo con su guitarra acústica, y con la banda eléctrica el sábado noche en La Ribera (12.00 h).

- ¿Dónde vives exactamente y por qué te has ido tan lejos, al monte?

- Estoy en La Vera, en la sierra de Gredos, donde se hace el pimentón. Me harté de la ciudad, vine a visitar a una chica y me quedé. Todo es más barato y me permite dedicar mucho tiempo a la música.

- ¿De qué vives?

- Entre dar clases de música, mi web de canciones por encargo (www.tomatohits.com), el grupo de versiones y una vida austera llego a fin de mes.

- ¿Qué grupo de versiones?

- Nos llamamos Bigotuda y versionamos a los Sonics, Them, Remains, Rolling Stones, Seeds, pero también a los Clash, Talking Heads, Supergrasss y al Dúo Dinámico. Todo muy garaje yeyé.

- La semana pasada preguntábamos a otro getxotarra ilustre, a Ricardo Lezón, de McEnroe, cómo es la vida por esos lares camperos, pues él vivió dos años en Noviales, Soria, y nos dijo que sin wifi, sin coches, sin ruido, con mucha calma…

- Yo sí tengo wifi, pero casi no puedo hablar por teléfono porque la cobertura es malísima, sobre todo cuando los robles se llenan de hojas.

- Jo…

- A veces me tengo que subir a una piedra y no moverme para pillar un hilito de cobertura. Si tengo que hablar mucho, me voy al bar del pueblo.

- ¿Qué haces un día normal en tu casa en el campo?

- El día a día es el normal. Entre mi mujer y yo nos ocupamos de las niñas y la casa. Ella hace diseño web y le va genial, y yo tengo que mantener la finca limpia porque la naturaleza aquí es muy bestia. Luego me voy al estudio y hago lo que me toca: algo de la web, preparo las clases o, con suerte, compongo una nueva canción. Además me he metido en la coral del pueblo.

- ¿Y adónde vas cuando haces escapadas? Madrid, Bilbao…

- Me suelo escapar a casa de Íñigo Coppel en Madrid. Vamos a algún concierto y bebemos en el In Dreams de Malasaña, que es su segunda casa. La última vez nos liamos y acabamos en un bar de Puerto Lápice, Ciudad Real, en una historia que el mismo Coppel cuenta en su última canción.

- ¡Ya la hemos oído varias veces en sus conciertos! El urbanita Coppel, excompadre tuyo en Los Zodiacs, otro getxotarra ilustre que se ha ido lejos. Oye, Ignacio, ¿lo de 'Sonido forestal', el título del disco, de dónde sale?

- Mi casa está en medio de un bosque y es aquí donde he compuesto todas las canciones del disco. La portada es una foto del estudio donde grabé todas las maquetas. Te asomas a la ventana y solo ves robles y frondosidad. Me parece un título bonito y que hace honor al lugar que ha visto parir todas estas canciones.

- ¿Dónde ensayas con tus músicos? Uno de ellos, el getxotarra Pit, está en mil grupos.

- Casi no ensayamos. Cuando lo hacemos nos juntamos en Madrid, en el local de Javi Estrugo, el batería. Pit (guitarra) y Lander (bajo, también de Los Zodiacs) van desde Bilbao, pero es que estudian las canciones en casa y no fallan ni una nota, son un lujo como músicos. También hemos venido a Bilbao, al local de Pit, en alguna ocasión.

- ¿Qué es de Los Zodiacs?

- Hemos parado, de momento. Seguimos teniendo contacto y ya retomaremos la historia. No sé cuándo.

- ¿Garbayo es lo mismo que Los Zodiacs con otra alineación?

- Garbayo es más personal. He compuesto las canciones íntegramente en mi estudio. Compongo sin que nadie me sugiera nada, sin influencia externa, y grabo el resultado. El que sí me ha ayudado mucho es Javi Estrugo, que ha grabado las baterías y me ha prestado compresores y micros muy chulos para las maquetas que grabamos y que al principio iban a ser el disco final.

- ¿Eh? Explícate.

- Después de toda esa experiencia de grabar en 'El cuchitril', como llamo a mi estudio, me llamaron los de Last Tour para que formara parte de su nuevo sello, Oso Polita. Así surgió la posibilidad de regrabar lo que ya tenía en maqueta en un estudio tan alucinante como el de Kaki Arkarazo. Entonces es cuando llamé a Pit y a Lander para que tocaran lo que yo había grabado por pistas, pero esta vez todos en directo y con sonidazo. Fue una experiencia brutal.

- 'Sonido forestal' es un álbum muy power pop.

- El disco es muy energético y tiene un espíritu muy positivo, por eso suena a power pop, pero en realidad no he buscado que suene a ninguna etiqueta concreta. Quise que sonara natural, prácticamente sin efectos, como si el grupo se encontrara tocando en el salón de tu casa o en medio del bosque. La vida austera en el campo me ha enseñado a prescindir de lo más superfluo y a centrarme en lo importante. Por eso la idea de 'Sonido forestal', sincero, natural y sin caretas. Y de ahí también lo de lanzarme con mi nombre en solitario, buscando la honestidad total.

- Eso, el disco ha salido con Oso Polita, el sello de Last Tour. ¿Está funcionando bien? Se supone que tendrá buena distribución.

- Estoy muy contento con el disco y el funcionamiento del sello. Me siento afortunado por poder funcionar con tanto apoyo. En cuanto a la distribución, espero que el disco se encuentre en las tiendas. Ruego a los lectores interesados que si no lo encuentran, pregunten al encargado y lo soliciten.

- En la canción 'Muévete' hablas sobre perder el control oyendo rock and roll. ¿Cuándo ha sido la última vez que has perdido el control?

- Sí, 'Muévete' va de noches interminables que se transforman en días, otra vez en noches y en días de nuevo. Y también trata sobre esa sensación de que ni quieres ni puedes salir de esa rueda. Por eso menciono a 'El ángel exterminador', la película de Buñuel en la que los invitados a una fiesta no pueden salir de la casa. En Madrid vivía en un pequeño piso en el que quedaba con una amiga y nos sucedía exactamente eso: nos quedábamos escuchando música, hablando y bailando, sin poder salir. Continúo perdiendo el control de vez en cuando.

- ¿Cómo serán los conciertos del Fnac el jueves y los dos de La Ribera el sábado, los tres gratis?

- Al Fnac iré con la acústica y tocaré 'Sonido forestal' y algunas de Zodiacs. El acústico es un medio en el que me estoy desenvolviendo cada vez mejor porque noto que las canciones funcionan estupendamente. Es una nueva forma de vibrar para mí. A las 13.00 horas del sábado en La Ribera se ha confirmado otro concierto acústico, pero a la una de la madrugada del sábado meteré caña con toda la banda. Venimos de gira por 10 ciudades: estamos empastados y bregados en directo. ¡Va a ser la caña! Nos hemos compenetrado mogollón y comido todos los bocadillos de beicon que un hombre puede soportar en los bares más grasientos de España.

Vídeo de la canción 'Muévete' dirigida por Javier Estrugo