Agotadas también las entradas para el segundo concierto de La Polla en el BEC

Evaristo, retratado en el local de ensayo de La Polla Records y su otra banda, Gatillazo./Igor Martín
Evaristo, retratado en el local de ensayo de La Polla Records y su otra banda, Gatillazo. / Igor Martín

De nuevo, igual que ocurrió ayer con la otra actuación, se han vendido todos los tickets en menos de dos horas

Carlos Benito
CARLOS BENITO

Ha sido rapidísimo, visto y no visto, como una buena canción punk. De nuevo, La Polla Records solo han necesitado un par de horas para agotar todas las entradas de su segundo concierto en el Bizkaia Arena del BEC, la fecha que añadieron ayer a la gira de su 40 aniversario, bautizada con el nombre de 'Ni descanso, ni paz!'. En una repetición casi exacta de lo ocurrido la víspera, los tickets han salido a la venta a las once de la mañana y ya se habían acabado para la una, lo que una vez más ha dado lugar a múltiples lamentos de fans frustrados, que han visto cómo se les escapaba entre los dedos la oportunidad -quizá la última- de ver en directo a la mítica banda alavesa. Patrocinados por EL CORREO y con El Drogas como artista invitado, estos serán «los dos únicos conciertos de la gira que hará la banda en su paso por Bilbao», según han aclarado en su cuenta oficial. También en Madrid se han visto obligados a incorporar una segunda fecha.

La Polla Records, uno de los nombres más emblemáticos del punk nacional, anunció la semana pasada su retorno tras una ausencia de dieciséis años. Según detalló a este periódico Evaristo Páramos, el icónico vocalista y letrista, el punto de partida de la reunión fue la necesidad de reclamar los derechos digitales de la discografía del grupo, una tarea que obligó a los miembros a recuperar el contacto: «Había peña que se lo estaba llevando muerto y tenía que ser nuestro. Empezamos a moverlo y acabamos llegando a la oportunidad de dar un paseíllo. Vi a los viejos combatientes y a los dos chavales de la última época, que están conmigo en Gatillazo, y me dije que podría estar bien organizar un ataque aéreo». Además de «los festis con un repertorio de hora y media», Evaristo, Sumé, Abel, Txiki y Tripi van a editar el 10 de mayo un disco, titulado igualmente 'Ni descanso, ni paz!', con versiones regrabadas de diecinueve clásicos del grupo (todos ellos de sus tres primeros álbumes) y un tema nuevo. El resultado «suena que atruena», asegura el vocalista, que quería liberar a sus viejas canciones del «sonido a palangana» con el que las lastró la producción de la época.

La velocidad a la que han volado las 33.000 entradas de sus dos fechas vizcaínas confirma una expectación que se daba por hecha, ya que La Polla Records se convirtieron desde su primer álbum, 'Salve', en una referencia generacional para la juventud más contestataria de los primeros ochenta. Muchos de aquellos adolescentes de la Transición reflexionaban ayer y hoy, entre la melancolía y la amargura, sobre el largo viaje que lleva desde las casetes grabadas de entonces hasta las webs de venta de entradas de hoy. Evaristo ha insistido en que la reunión de La Polla no tiene vocación de continuidad, aunque sí ofrecerán ocho conciertos más en varios países de Hispanoamérica.

Información relacionada