«Es peligroso exponerse en las letras», dice Edu Basterra

Eduardo Basterra, fan de Zappa, con el mundo en sus manos./PAULA BASTERRA
Eduardo Basterra, fan de Zappa, con el mundo en sus manos. / PAULA BASTERRA

El entusiasta profesional bilbaíno, fan de Frank Zappa, estrena en vivo su cuarto disco, 'Baster del Universo', este viernes con banda de lujo

Óscar Cubillo
ÓSCAR CUBILLO

Un personaje de la escena bilbaína es Edu Basterra, discípulo de Frank Zappa antes más conocido por Teddy Baxter. Es un profesional muy polivalente que participó en el legendario grupo de jazz vasco Infussion, que ha musicado películas y publicidad, que ha tocado para bastantes estrellas (desde Fito en gira hasta Pavarotti en San Mamés), y que ahora edita su cuarto disco en solitario, el desenfadado pero muy bien articulado 'Baster del Universo', grabado en los estudios Sweet Saul Music de Sopelana. Lo ha producido Saúl Santolaria y en el colaboran Carlos Velasco (guitarra; Sergio Dalma, Mocedades), Aritza Castro (batería; Aritza Castro Quartet, The Blues Morning Singers), Daniel Merino (guitarra; Smile, Dead Bronco) o Bruno Gómez (guitarra; Víctor Manuel, Bustamante, Maneras de Vivir…).

Se cuenta que 'Baster del Universo' es un disco de «sabor retro futurista, reunión de ritmos y estéticas clásicas, sonidos de antaño fusionados a través de la vanguardia más tecnológica». Baster se suele dejar llevar por la coña marinera para vender la moto, aunque quizá sea más útil contar que estamos ante un disco de rock no cerrado en sí mismo, que lo mismo recuerda a Tequila y Sergio Makaroff que a Kiko Veneno y Christopher Cross.

El siempre animado Eduardo Basterra (Bilbao, 1959), a quien últimamente hemos visto dando bolos hosteleros acompañado por su guitarra y un tropel de ritmos secuenciados, estrenará su cuarto álbum el viernes 8 en la sala Mytho de Bolueta (junto al metro, 20 h, 7-10 €) al frente de una banda de postín que meterá tralla, como cuenta en la siguiente conversación.

- ¿Qué haces un día normal en Bilbao?

- Sí, vivo en Bilbao. Me cuesta alejarme de esta ciudad. Dependiendo del día, ensayo, doy clases, estudio, escribo, busco bolos o los doy, etc. Además de ocuparme de las labores domésticas. Cuando libro de todo esto, zanganeo.

- ¡Toda la vida pensando que eras un bajista y resulta que eres un guitarrista! Aunque en el disco nuevo parece que vuelves a coger el bajo.

- Bueno, aprendí a tocar los dos instrumentos a la vez. Pero he tenido más trabajo como bajista de artistas conocidos. Supongo que soy mejor con el bajo que con la guitarra. Por supuesto, en mis propios álbumes, el bajista principal soy yo.

- Tienes que ver con los pinitos del jazz en Euskadi, ¿no? ¿Infussion?

- No estoy seguro al cien por cien, pero creo que soy de la primera generación que se dedicó al jazz como profesional en el Botxo. Tuve la suerte de coincidir con Raúl Sainz de Rozas, Carlos Velasco, Fran Rubio, Alberto Rodríguez, José Luis Canal, Blas Fernández, Javi Alzola, todos ellos excelentes músicos de jazz. Algunos de ellos formamos Infussion, un grupo que nos dio mucha vida durante diez largos años viajando por España y Europa. El programa de ETB 'Rifi-Rafe' nos dio mucha vida también.

- ¿Cómo ves la escena jazz en Bilbao en particular y en Euskadi en general? Muy bien como aficionado, ¿no?

- El aficionado de por aquí no se puede quejar. Tres de los festivales con más solera del país están a tiro de piedra. El club de jazz de Bilbao sigue funcionando y ha traído a gente buenísima (en efecto: en el hotel Conde Duque los jueves y una vez al mes en la Sala BBK).

- Como músico será otra cosa.

- Como músico te diré que estoy un poco alejado del jazz, aunque nunca del todo. Así que no te puedo responder a esa pregunta, aunque sé que la labor que hacen Gorka Reino y Carlos Gracia, ya sea desde Bilbaína Jazz Club o desde Bilbao Distrito Jazz. Es digna de elogio. Habría que preguntar sobre esta cuestión a Ana Bejerano, Gorka Iraundegi, Elsa Lizundia, Iñaki Jaio y tantos otros musicazos de jazz que hay por ahí.

Edu, ex Teddy Baxter, con una guitarra.
Edu, ex Teddy Baxter, con una guitarra. / Roberto Cuesta

- Por cierto: ¿Los músicos siempre estáis protestando, quejándoos, reclamando? ¿No tenías una canción que se titulaba 'Que hay de lo mío'?

- Ja, ja,… Era el título de mi segundo trabajo en solitario. En este negocio he escuchado toda mi vida estas dos frases: '¿Qué sabes de lo mío?', y la otra, 'La cosa está muy mal'. ¡Cómo no ibas a quejarte!

- Acompañaste a Fito en solitario en sus pinitos. Fuiste un Fitipaldi cuando aún no era estrella. ¿Qué recuerdas con más alegría?

- Recuerdo lo intenso que fue todo: los viajes, los bolos, los ensayos… ¡el público que abarrotaba salas, plazas de toros, velódromos!! Lo pasé de maravilla y a Fito le recuerdo siempre de buen humor, al menos con nosotros.

- ¿Te animarías a salir de gira con ellos con el sueldo actual de los Fitipaldis?

- Mentiría si te dijera que no. ¿Quién no quisiera salir con Fito de gira ahora que está en la cumbre?

- ¿De dónde sacas los ingresos actualmente? ¿Publicidad? ¿Cine o televisión? ¿Bolos en solitario y con los Botxo Boogies, y no sé si estás en más grupos? ¿Quizá royalties y derechos de autor?

- De todo lo que acabas de nombrar, aunque el goteo es menor de lo que uno quisiera. Evidentemente, los bolos son lo que más ingresos te aportan. Y cada cierto tiempo la SGAE o la AIE te dan alguna alegría, pero muy de vez en cuando. Y sí, mantengo actividad puntual con los Botxo Boogies.

- Hablemos de 'Baster del Universo', tu cuarto disco en solitario. Suena a Sergio Makaroff, a Kiko Veneno, a Tequila, al soft rock de Christopher Cross…

- ¡Qué bueno! Makaroff, Veneno, Tequila, Cross… ¡No son unos cualquiera! Si te ha sonado a eso, no voy por mal camino.

- ¿Por qué te gusta Zappa?

- Porque hizo lo que le dio la gana. Porque a pesar de las adversidades, triunfó. Porque quería hacerte reír. Porque era un tipo honesto e inteligente. Y sobre todo y por encima de todo, por su música. En concreto la que hizo del 68 al 75. Con eso me basta para compararle con los mejores compositores del siglo XX.

- Por cierto, llevas una camiseta de Zappa en el video de tu canción 'El puto amo', que reproducimos al final del texto. Las letras del nuevo disco. ¿Tan irónicas como siempre o quizá menos?

- Cuido mucho los textos, pero huyo de lo meloso. A veces uso la ironía para posicionarme con respecto a algunos planteamientos vitales. Pero es peligroso exponerse, así que procuro escribir de tal manera que la gente pueda dar un sentido u otro a los textos, sin definirme del todo. Personalmente, estoy en continuo proceso de aprendizaje y mejora, evitando lo superfluo. El resto son mensajes sencillos sobre cuestiones ya muy manidas.

- El título del disco, 'Baster del Universo', me recuerda a Sergio Makaroff. ¿Es casualidad o premeditado?

- El título no es más que un juego de palabras, pero en realidad se identifica con mis querencias en el mundo de la música. Son tantas las cosas que he escuchado y que me gustan, que podrían encajar en un contexto claramente universal.

- Te gusta Makaroff, imaginamos.

- Sí. Más sus textos que su música. Aunque confieso que no he oído toda su obra.

- Edu Basterra, Teddy Baxter, Baster… ¿Por qué cambias tanto de nombre?

- Cuando descubrí en Facebook que hay muchos Teddy Baxter, algunos de ellos músicos y otros mujeres, decidí cambiar a Baster, que es como me ha llamado todo el mundo. Además, queda más vasco. Pero siempre he querido que se sepa que detrás de ese personaje está Edu Basterra.

- ¿Cómo será el concierto de presentación? ¿Con qué banda, pues muchos músicos participan en el disco?

- Acabo de llegar a casa del último ensayo (miércoles) y por fin he tenido la sensación de que tengo una buena banda con la que voy a dar un bolo muy decente. No podía ser de otra forma con Aritza Castro a la batería, Carlos Velasco a la guitarra, Diego Lasheras al teclado e Irantzu Garamendi, de The Binilos, a los coros y percusión. Todo mejorará con el tiempo. Habrá más fechas de conciertos de las que daré la oportuna información en el momento en que se concreten.

- ¿Por qué lo estrenas en la Mytho en vez de en el Cotton Club, por ejemplo? ¿Porque en la Mytho de Bolueta se puede aparcar fácilmente?

- La razón por la que no voy a Cotton Club es porque, que yo recuerde, tiene un limitador de volumen.

- Ah, claro. Buena razón.

- Además tienen un aforo bastante limitado. Lo del limitador afecta directamente al sonido de mi banda, que no es cañero tipo banda sueca de heavy metal pero hay momentos en que la cosa se pone muy caliente y con tralla. Lo segundo, lo del aforo, está por ver. La sala Mytho parece la ideal en un principio, en aforo y transporte, y la hemos elegido por consejo de Gorka Iraragorri, mi mánager. Nunca he tocado ahí, así que lo sabré el mismo viernes. Espero que acudan mis amigos y los amigos de mis amigos, más algún despistado. No obstante, esta entrevista seguro que ayudará a vender algún ticket más, sin duda.

Clip de su canción 'El puto amo':