El BEC vibra con los cantantes de OT

Los miembros de OT lo dieron todo para que los fans que acudieron al BEC salieran con la sensación de haber vivido una noche memorable./FERNANDO GÓMEZ
Los miembros de OT lo dieron todo para que los fans que acudieron al BEC salieran con la sensación de haber vivido una noche memorable. / FERNANDO GÓMEZ

14.000 personas jalean a los 16 concursantes del programa en un concierto que tuvo a Amaia como principal estrella

Silvia Cantera
SILVIA CANTERA

El fenómeno que ha desatado la última edición de 'Operación Triunfo' se hizo palpable en el BEC. Con las 14.000 entradas agotadas, los concursantes de la televisiva academia ofrecieron un concierto plagado de los éxitos más aclamados durante el programa. Dieciséis años más tarde del éxito arrollador de la primera edición, el regreso del 'cazatalentos' de TVE cumplió con creces las expectativas del público y demostró que algunos de sus 16 protagonistas tienen madera como para desarrollar una carrera en solitario.

Durante dos horas y media intercalaron dúos, canciones conjuntas como 'Camina', compuesta por todos los concursantes durante el programa, y actuaciones en solitario para que todos tuvieran su minuto de gloria. Con una potencia de sonido en ocasiones excesiva y aun así silenciada a ratos por los atronadores gritos del público, los triunfitos desgranaron cerca de cuarenta temas, aunque con una clara protagonista.

Más información

Con las linternas de los móviles encendidas y emulando un cielo estrellado, Amaia Romero brilló con luz propia durante 'Miedo', la canción con la que se convirtió en ganadora de OT. La navarra de 19 años, que hace unas semanas actuó en el Primavera Sound, uno de los mejores festivales de España, demostró anoche sobre el escenario que tiene por delante un futuro especialmente prometedor.

El bilbaíno Juan Antonio, se da un baño de masas

Será difícil que Juan Antonio olvide el concierto de anoche. El segundo expulsado de esta edición de OT disfrutó como nadie 'jugando' en casa. Bilbaíno y vecino del barrio de Otxarkoaga, tras interpretar 'A puro dolor', el tema que cantó justo antes de abandonar la Academia, explicó en euskera que hace apenas un año estuvo precisamente en el BEC haciendo el casting para entrar en el concurso. «Si estoy hoy aquí es gracias a vosotros», reconoció justo antes atreverse con un trozo de 'Ilargia' de Ken Zazpi mientras sostenía un par de ikurriñas. Horas antes de que comenzara el bolo, con cientos de paisanos suyos ya en la cola, salió a saludar y a sacarse fotos. La entrega del concursante más flamenco de esta edición fue agradecida con creces por el público, que coreó su nombre en varias ocasiones y que reconoció y saludó con cariño a sus padres y a su mujer, sentados en las gradas.

Con la simple ayuda del piano, y más tarde, también en solitario en una desgarradora interpretación de 'Shake it out', la representante de Eurovisión junto a Alfred dejó con ganas de más a un público armado con globos y cientos de pancartas. Precisamente, con él también puso patas arriba el BEC con 'City of Stars' primero y, casi a la hora del cierre, con 'Tu canción'. Por cierto, esta vez, al contrario que en Lisboa, hubo beso.

«Contigo empezó todo»

El himno de Tino Casal 'Eloise' en la potente voz de Agoney fue otro de los temas más aplaudidos. Los bailarines ataron al canario con cuerdas y ofrecieron quizás la puesta en escena más imponente del concierto. Con un acompañamiento mucho más minimalista, Nerea, actual protagonista del musical 'La llamada', emocionó con 'Quédate conmigo', y Cepeda se llevó a todo el mundo de calle. «Bilbao, contigo empezó todo», bromeó en referencia a la primera prueba que realizó en el BEC para entrar en la Academia.

«Es fácil componer cuando lo llevas tan dentro», dijo Miriam justo antes de cantar la única canción original de uno de los concursantes. Compuso 'Hay algo en mí' para la serie de Fox 'Vis a vis' y ahora la defiende ante miles de espectadores como muestra de que gran parte de los concursantes cuenta con una hinchada que les respaldará a la hora de poder emprender una carrera en solitario. Por ahora, brillan todos juntos, y lo hicieron hasta el final, cuando se despidieron en el bis con la versión de La Casa Azul 'La revolución sexual'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos