«Odio 'Bohemian Rhapsody'»

Jorge Busetto, durante uno de sus conciertos tributo. /
Jorge Busetto, durante uno de sus conciertos tributo.

Favorecida por el éxito del filme, la popular banda argentina de tributo a Queen regresa este viernes a Bilbao

JOSU OLARTE

El argentino Jorge Busetto se promociona sin falsa modestia como el 'Rey de los Tributos'. Médico además de cantante, desde hace dos décadas lo mismo ejerce de cardiólogo que de sosías de Freddie Mercury al frente de Dr. Queen, cuarteto platense que retorna con su «respetuoso» homenaje en una gira ('Bohemian World Tour') derivada del revivalismo creado por el oscarizado filme de Brian Singer. «Es como si la película la hubiera fanatizado aún más a la gente. Venimos de hacer cinco países en veinte días con apenas semana y media para organizarlo todo», comenta Jorge Mercury en vísperas de su concierto este viernes en Bilbao (Kafe Antzokia, 22.00 h)

- ¿Qué le parece la película?

- La odio. Está muy alejada de la realidad del grupo y distorsiona la figura de Mercury para satisfacer el morbo. Es ridículo el exceso de escenas gays. Eso no es lo que importa en un artista. O que aparezca cómo se droga mientras los demás están con sus familias, algo muy distinto a lo que pasaba. Y esta muy focalizada en 'Rhapsody', que no es lo más genial de Queen. Lo bueno es que ha desbancado al reggaetón que tampoco es de mi agrado.

- ¿Merecía un Oscar la interpretación que Rami Malek hace de Mercury?

- Lo merece el sonido, que es impresionante, pero no Rami Malek. Su actuación me parece exagerada y no me gusta nada, aunque sea un buen actor. Es tan chiquito que parece un nene con bigote.

- ¿Qué destacaría de su personalidad que no refleje la película?

- Para nada era un tipo temeroso. Al contrario, fue alguien que arriesgó mil veces y superó todos los obstáculos para exponer su genialidad en todo lo que hizo en su vida. La película presenta a sus padres como seres divinos cuando la realidad es que eran tipos fríos que prácticamente lo abandonaron en Bombay.

- ¿Cuándo empezó a encarnar a Freddie Mercury?

- Conocía a Queen pero no me gustaban hasta que en el año 91, dos meses antes de la muerte de Freddie, me regalaron por mis 20 años un casette de 'Innuendo' y me hice superfanático. Empecé con 'The Show Must Go On' a cantar los temas imitando la fonética porque sin internet conocer las letras era un lío bárbaro. Los grupos de tributo no existían y hasta siete años después no pude formar la banda. Llevamos ya más de 850 conciertos por América. Europa y Asia.

Busetto, caracterizado como Freddy Mercury.
Busetto, caracterizado como Freddy Mercury.

- ¿Siguió trabajando como cardiólogo?

- Sí y lo sigo haciendo. La tecnología me permite dar a mis pacientes un diagnóstico inmediato. Muchos se sacan fotos después de la consulta. Lo mismo atiendo a gente de barrio que a supergenios como un científico de la NASA que me derivó el Gregorio Marañón de Madrid.

- ¿Tienen algún tipo de rivalidad con los también argentinos y muy populares God Save the Queen?

- Sí, claro, hay rivalidad pero más entre las productoras de los conciertos que entre los músicos. Me parecen una gran banda con un show espectacular, no como otra muy mala que usa su mismo nombre. Empezamos al mismo tiempo. Ellos en Rosario y nosotros en La Plata. Saltaron a Londres gracias a un concurso al que no quisimos presentarnos.

- ¿Cómo enfocan su homenaje a Queen?

- Frente a la imitación, que es algo burdo, nuestro tributo apuesta por el respeto y la frescura en la interpretación de un espectáculo que se renueva cada año. No hacemos solo los éxitos sino también temas menores o que nunca tocaron en vivo como 'The Great Pretender', 'Living On My Own' o 'Innuendo'.