«No estamos en esto para hacer ningún negocio», afirman Tooth

Mirri (bajo y voz), Arza (batería) y Edorta (guitarra y voz) en Urdaibai./Paul Arzanegi
Mirri (bajo y voz), Arza (batería) y Edorta (guitarra y voz) en Urdaibai. / Paul Arzanegi

El crepitante trío de Gernika pondrá a prueba los tímpanos presentando su tercer disco en Bilbao, en el pub Shake!. «En bares pequeños sientes al público cerca. Es lo que más nos gusta», aseguran

Óscar Cubillo
ÓSCAR CUBILLO

Son de Gernika, se autoetiquetan como post hardcore, braman en euskera y en diez años han editado tres discos. El último se titula 'Amaierarik ez' (Bonberenea, 18) y está disponible en vinilo (LP+CD a 12 €) y colgado en Bandcamp. Su música puede hacer que te crepiten los tímpanos y entre la reverberación se distinguen ecos de Dut (estos guerniqueses Tooth son los definitivos sucesores de los irundarras), Fugazi, Kuraia, Berri Txarrak…

Como este jueves descargarán su rabia en Bilbao (Shake!, 20 h, 5 €; abren ellos y luego tocarán Ballard) aprovechamos para departir con los tres de Tooth: Edorta Apraiz (guitarra y voz ), Iker Roman alias Mirri (bajo y voz) y Pello Arzanegi alias Arza (batería), que se han reunido después de trabajar en el local de ensayo, en el tinglado de Iparraguirre, en su pueblo.

- Vuestras influencias se determinan en Facebook con claridad meridiana: Dut, Lisabö, Helmet, Melvins, Mogwai, izaera, Converge, Unsane. ¿Sois un grupo de sonido noventero?

- Podría decirse que la mayor parte de las bandas que nos influyen son de los 90, pero no por ello dejamos de prestar atención a la actualidad y a las novedades. Solemos decir que nuestras influencias van cambiando según en el momento en el que nos encontramos.

- Ajá.

- Tenemos claro que nuestra principal influencia la forman las bandas de la zona del Bidasoa en los 90, sí. Además de las bandas de Dischord, Amphetamine Reptile Records y toda la movida del hardcore de los 90.

- Oh, qué tiempos. A mí me enviaban a casa las novedades de AmpRep. ¿A qué aspiráis con Tooth? Parecía que ibais romper la pana cuando os vimos en el Xurrut, hace tres años y un mes, pero ahí seguís, en el underground. ¿Este es el destino de una banda con sonido tan agresivo?

- Tanto como banda como individualmente, a lo único que aspiramos es a disfrutar de la música y de los momentos que ésta nos regala. Gracias a esto hemos conocido a mucha gente que nos ha marcado y de la que nos hemos convertido en grandes amigos. Estas cosas difícilmente hubieran sido posibles si no fuera por la música. No estamos en esto para hacer ningún negocio. No es esa nuestra intención. Con nuestra música lo único que queremos es expresarnos y trasladar nuestro mensaje lo más alto y claro posible.

- Ya.

- Por otro lado, nunca hemos pensado que íbamos a romper la pana. Ni siquiera se nos ha pasado por la cabeza, ja, ja, ja… Únicamente nos hemos dedicado a hacer lo que queríamos. A tocar nuestra música, en ocasiones agresiva y otras no tanto. Siempre nos hemos considerado una banda underground y creemos que nunca hemos dejado de serlo. Nos sentimos parte de una escena en la que compartimos momentos con otra gente con la que tenemos afinidad, sin ninguna intención de partir la pana o de llenar salas con grandes aforos.

- Lo de partir la pana es una cosa que comentamos entre varios espectadores el día del Xurrut.

- En cuanto al destino de la banda, viendo cómo está el panorama musical a día de hoy y comprobando el escaso espacio que los medios de comunicación dan a la gente que se sale de lo establecido, pues sí, diríamos que éste es nuestro destino: lo underground. Y, sinceramente, no creemos que pinte mal.

- Sí, de lo que se trata es de pasarlo bien. ¿De qué curráis y qué edad tenéis?

- La edad media rondará los 30 años. Edorta trabaja de operario en una fábrica, Mirri es ayudante de producción en cine y yo (Arza) trabajo como delineante.

- ¿Habéis militado en otros grupos?

- Si, los tres miembros venimos de bandas y estilos diferentes. Mirri empezó su andadura en la música en una banda hardcore, Garraxi. Edorta empezó dándole a la guitarra en Eutanasia, una banda de nu metal a la cual se unió Mirri en sus últimos años y de la que nació Tooth. Pello comenzó en una banda de punk llamada Apurtu Arte. Después de esto, tocó durante seis años en la banda sludge-stoner Backbone, donde también estuvo Edorta durante un año. Actualmente, Edorta y yo estamos únicamente militamos en Tooth, mientras que Mirri toca también el bajo en la banda punk KW Agresivos!. Pero no diría que se pluriemplea con estos, ya que solo quedan para ensayar.

- Comentad el disco nuevo, el vinilo más CD 'Amaierarik ez'.

- 'Amaierarik ez' nace de una larga gira de nuestro anterior disco, 'Bi', el segundo. Mientras íbamos tocando de un sitio a otro por toda la península, aprovechamos para seguir sacando nuevas canciones. En año y medio dimos más de 80 conciertos por toda la geografía vasca, y además visitamos Cataluña, Zaragoza, Madrid... Por esto sentimos que este nuevo disco es una conclusión de todas las experiencias que vivimos durante esa gira. A la hora de crear las canciones, queríamos que fueran directas. De hecho, queríamos que el disco entero fuera directo, de comienzo a fin. Grabamos los instrumentos en directo, tocando los tres a la vez, pero difiere respecto al anterior en que después nos pasamos más de una semana reamplificando todas las grabaciones de guitarra y bajo. Así podríamos transmitir al oyente lo que pretendemos transmitir en un concierto. Creemos que con este disco hemos logrado consolidar nuestro sonido.

- ¿En qué sentido es importante la masterización de Victor García? ¿Su labor no realza el sonido, le da más brillo?

- Para nosotros el poder masterizar con Victor García, el hermano de Santi García, que es el que graba, fue una oportunidad que no pudimos dejar escapar. Desde siempre hemos admirado el trabajo que ha salido desde el estudio Ultramarinos Costa Brava. De hecho, muchos discos grabados allí nos han influido. Por otro lado, aparte de la ilusión que te pueda dar el masterizar un disco tuyo con alguien a quien sigues en su trabajo, creemos que le ha aportado otro punto y una agresividad en la mezcla que eran necesarios para este 'Amaierarik ez'. El disco anterior, 'Bi', aparte de grabarlo también lo masterizamos en MuxikON, en Mungia, y creemos que los temas eran menos agresivos que los nuevos. Por lo tanto, al haber creado las canciones tan directas y contundentes, pensamos que Víctor ha aportado ese plus de fuerza que necesitaba el disco. ¡Estamos muy contentos con el resultado!

Mirri y Edorta en vivo en la pasada Azoka de Durango, en el espacio Ahotsenea.
Mirri y Edorta en vivo en la pasada Azoka de Durango, en el espacio Ahotsenea. / Oier Elorriaga

- ¿Las letras de qué van? Ahora se os entiende. Antes quizá no, como a Lukiek en sus pinitos, que cantaban con tanta violencia que el idioma parecía pulverizarse.

- Nos extraña que digas eso, ya que en este disco todas las voces van distorsionadas y en el anterior no, ja, ja, ja...

- Me refería a vuestra forma de cantar en directo.

- Ah... Como bien hemos dicho sobre la creación del disco, 'Amaierarik ez' lo hemos creado a partir de experiencias que íbamos viviendo. Las letras van en sintonía con el disco y cuentan experiencias que hemos ido viviendo día a día o de las cosas que han surgido a nuestro alrededor. Como ejemplo claro tenemos la canción 'Pulpo', dedicada a nuestro querido amigo Pulpo, guitarrista de los Porco Bravo. Era un gran amigo nuestro y no hubo duda alguna de que, después de que falleciera, él estaría presente en nuestro disco.

- ¿A qué le cantáis en general?

- En general las letras tienen un tono triste pero para acabar con un mensaje totalmente positivo, el de que no hay final, 'Amaierarik ez'. Que estamos aquí y que siempre estaremos en el local de ensayo. O viajando a donde sea a tocar y a sacar algo de ruido, ya que esta es nuestra pasión y parte fundamental de nuestras vidas.

- ¿Cómo será el concierto del jueves en el Shake!?

- No podemos predecir el futuro, pero lo que sí podemos asegurar es que daremos el 100 %, como hacemos siempre. Habrá sudor y mucho ruido, seguro. Nos gusta mucho tocar por la zona de Bilbo. Y más si es en bares pequeños en los que sientes al público cerca. Es lo que más nos gusta de los conciertos: tener a la gente cerca y ver sus reacciones cuanto están escuchando tu música.

- Y el sábado viajáis a Elizondo.

- Si, el sábado toca Elizondo. De hecho es una zona por la que no hemos tenido ocasión de pasar aún. Así que tenemos muchas ganas de ver el ambiente y la gente de por allí.

- ¿Por dónde soléis actuar?

- Nosotros nos denominamos como una banda de invierno. Diríamos que nuestro hábitat natural son los gaztetxes y los bares desde octubre hasta abril-mayo, cuando empieza el buen tiempo. Nuestro circuito hasta hace un par de años se ceñía a Euskal Herria. Pero a partir de nuestro segundo disco, 'Bi', llegamos a girar por casi toda la península, sobre todo por Cataluña. Además, tuvimos la suerte de poder hacer un viaje a Berlín para tocar también.

- ¿Cuántos bolos disteis en 2018 y cuantos desde que empezasteis hace una década, en 2009?

- El pasado 2018 publicamos el disco en mayo y desde entonces vamos unos 25 conciertos en total. Desde que empezáramos allá por 2009, habrán sido unos 150 o así.

 

Fotos

Vídeos