Joseba Irazoki: «Siempre he vivido de la guitarra»

Joseba Irazoki, con sus escuderos./E. C.
Joseba Irazoki, con sus escuderos. / E. C.

Músico a sueldo de Atom Rhumba, Nacho Vegas y Rafa Berrio, el navarro presenta en vivo su nuevo disco, psicodélico, roquero y libertario

Óscar Cubillo
ÓSCAR CUBILLO

Un guitarrista distinto a todos es el navarro de 45 años Joseba Irazoki, quien artísticamente tiene un pie en la experimentación y otro en la raíz, lo cual le sirve tanto para romper límites en el proyecto de folk 'Bas(h)oan' como para haber escoltado a Mikel Erentxun en sus formatos más recogidos. Irazoki, vecino de Bera de Bidasoa, personalmente suele caer bien al público, musicalmente se deja llevar por locuras bien fundamentadas en su técnica a las cuerdas, y profesionalmente ahora mismo está a las órdenes del asturiano Nacho Vegas, de los vizcaínos Atom Rhumba y del donostiarra Rafa Berrio, con quien ha grabado el disco que está a punto de salir.

No obstante, nos ocupamos ahora de Joseba Irazoki porque este jueves presentará en el Kafe Antzokia (20.00 horas, 10-12 €; sala superior) su segundo disco, 'Zu al zara?' (¿Eres tú realmente?), un digipack que se puede oír en Bandcamp y en el que, con solidez y fluidez, sin bromas ni copias, al frente de su grupo Lagunak (Amigos: el baterista de Willis Drummond Felix Buff, el exbajista de WAS Jaime Nieto, y el guitarrista de Mice Ibai Gogortza) transita por el rock espacial de Mermaid o de unos Hawkwind electroacústicos con tambores a lo QOTSA, psicodelia australiana algo Tame Impala, acidez superior a la de Corizonas, rollo Nick Cave en modo lisergia monacal, no wave suavita, cruces de Leonard Cohen con los Achiary de Iparralde (con quienes ha montado el proyecto 'Bas(h)oan') y cierre kraut-rock. «Son seis cortes en formato canción, dos instrumentales y otros cuatro cortes salen de improvisaciones», nos precisa el líder. Y antes de la gran cita en una sala tan pequeña, interrogamos al guitarrista.

-Vives en Bera de Bidasoa. ¿Qué haces cada día?

-Soy músico y entre semana mi día a día consiste en llevar al cole a mi hija y trabajar durante la mañana en mi local, estudiando repertorios, componiendo, etc. Después, recojo a mi hija para comer y paso la tarde con ella. A partir del jueves normalmente estoy de bolos, así que esos días los suelo pasar tocando y viajando.

-¿Cuántas guitarras tienes y cuál es la más cara?

-Entre acústicas, banjo, pedal steel, etc., tengo unas treinta guitarras. La más cara es una Gibson Les Paul Custom.

-¿Cuánto te costó?

-3.000€ pagados a plazos, que los músicos somos pobres. Pero con la que más he tocado, la que ha estado siempre conmigo, es una Telecaster japonesa de los 80 que he ido tuneando.

-¿Cuál es el primer recuerdo que tienes de una guitarra?

-No tengo un recuerdo claro, la verdad. Aunque cuando empecé a los nueve años en Bera no había profe de guitarra y yo estaba emperrado en que debía aprender a tocarla. Mis padres tuvieron que buscar profe fuera.

-¿Y cuándo deseaste ser guitarrista en serio?

-Creo que lo deseé a los 16-17 años, que fue cuando tuve mi primera guitarra eléctrica y mi primer grupo. Nos llamábamos Zup. Empezamos siendo heavies y acabamos haciendo post-hardcore. Dimos bastantes conciertos por la zona.

-¿Cómo aprendiste a tocarla?

-De los 9 a los 15 estudie clásico. Pero en casa estudiaba lo justo, sin demasiada pasión. Con 15 o 16 me compraron la eléctrica y ahí cambio todo. Tuvimos la suerte de que vino Batiz (el guitarrista de los primeros Fito & Fitipaldis) a dar clases a Bera, y desde entonces he estado pegado a ella. También tuve de profe a Mixel Ducau (de Iparralde, fundador de Errobi). Y además a los 20 años hice un curso intensivo en el Guitar Institute de Londres, donde aprendí mucho.

-¿Desde cuándo vives de tocar la guitarra?

-Siempre he vivido de la guitarra. No he tenido otro trabajo. Empecé tocando romerías con Maixa eta Ixiar, muy de moda entonces, y cuando me cansé pasé siete años dando clases de las que acabé muy quemado. No me hacían sentir músico, aunque paralelamente seguía tocando en cosas más underground y experimentales. Hace unos diez años empecé con Atom Rhumba y Mikel Erentxun casi a la vez y dejé la docencia, que no era mi vocación. Desde entonces he tenido la suerte de dedicarme a lo que me gusta.

-Ilústranos hablando sobre algunos guitarristas favoritos tuyos y dinos por qué te gustan.

-Alguien que siempre está ahí y lleva muchos años gustándome es Marc Ribot. Pienso que ha llevado el sonido blues clásico de la guitarra a otros lugares muy interesantes.

-Buf, dos veces le he visto en vivo y la primera a solas me aburrí y la segunda con su banda Ceramic Dog me pareció el peor del trío.

-Vaya… Además llevo estos últimos años bastante enganchado a Bill Orcutt, un guitarrista que hace música experimental. La primera vez que lo oí me pareció imposible que se pudiera sacar un sonido así a la guitarra sin usar pedales de efectos ni nada. Es de lo más original que he escuchado con la guitarra.

-Luego lo investigaremos. ¿Alguien más?

-Y para acabar podría escoger a dos míticos en sus respectivos campos que en su día también me marcaron bastante: John Fahey y Derek Bailey. Fahey es un recuperador de la guitarra acústica como instrumento concertista. Me descubrió las afinaciones abiertas. Fundó el sello Takoma, que entre otras cosas intentó difundir diferentes estilos de guitarra, desde el delta blues hasta las ragas. El segundo, Derek Bailey, fue el padre de la improvisación libre con la guitarra. Creó un estilo propio que luego sería muy imitado.

-Hablemos de tu nuevo disco, el segundo, 'Zu al zara?', cuyo título traduces como 'Eres tú realmente?'. Hay psicodelia, kraut-rock, space rock…

-El disco empezó a coger forma a finales de la gira del disco anterior. La acabamos en formato cuarteto y con una sonoridad marcadamente rock. Tuvimos muy buenas críticas. Además yo andaba escuchando bastante rock esa época, así que vi claro que debíamos aprovechar ese sonido que habíamos trabajado.

-Ajá.

-En mis discos siempre intento que haya algo de variedad. Como han sido compuestos con ideas que he ido acumulando durante cuatro años, hay colores diferentes. Pero, como te digo, en este segundo mantenemos ese sonido que ya conseguimos del directo. Hemos conseguido que haya unidad y coherencia. Aparte, siempre me ha gustado la fase de arreglos al hacer un disco, y en este 'Zu al zara?' hay canciones que las hemos sofisticado un poco pero en general hemos pretendido ser directos.

-¿'Zu al zara?' no es un álbum para pararse a escucharlo con atención y serenidad?

-Podría ser. Como te comento, el momento de los arreglos es la parte que más me divierte a la hora de hacer un disco. En este nos hemos cortado un poco en ese respecto, porque queríamos ir al grano, pero sí, hay bastantes detalles para descubrir en diferentes escuchas.

-¿Las letras de qué van? ¿Por qué no van traducidas en el digipack, para que te entiendan tus paisanos de la ribera navarra?

-En el Bandcamp están traducidas. En este disco aparece bastante la palabra libertad. Hago un homenaje a los anarquistas Lucio y Durruti, hablo de la búsqueda de la libertad personal y, como siempre, también hablo sobre relaciones personales. En la hoja de promoción, Nacho Vegas describe a mi disco como 'rock psico-libertario', je, je, je...

-Sí, la nota promocional firmada por Nacho Vegas también se reproduce en Bandcamp. Por cierto, Joseba, tú y los de tu banda estáis a mil cosas: tú con Nacho Vegas y Atom Rhumba, el baterista con Willis Drummond y creo que con más, Jaime, ex WAS, con Atom Rhumba y en el nuevo supergrupo de blues-rock Blue Bird, y a Ibai no le tengo controlado ahora mismo.

-Es el guitarrista y compositor del grupo Borrokan y ahora también está tocando con Mice.

-Vale. ¿Cómo quedáis para ensayar y para dar los conciertos que vendrán?

-Pues casi no ensayamos con Jaime, que es el único que no vive en Bera. Ensayamos los cuatro un día en navidades y no sé si volveremos a ensayar con él. Los tres de Bera hemos hecho un ensayo antes de tocar en Donosti y otro antes del Antzoki, y no sé si ensayaremos más.

-Vaya…

-Para el disco tampoco pudimos juntarnos mucho, aunque ha sido la vez que más hemos ensayado. Estamos todos bastante ocupados y tampoco puedo exigir demasiados ensayos porque no los puedo pagar, je, je.

-Ja, ja, ja…

-De todas maneras, una vez que ya hemos dado varios conciertos seguidos no suelo ver necesarios los ensayos. Cada uno trabaja en casa y está bien mantener la frescura.

-Sí, es la teoría de Fernando Pardo, guitarrista de Sex Museum, Los Coronas y Corizonas. ¿En cuántos proyectos figuras ahora mismo tú, Joseba? Giras con Nacho Vegas y Atom Rhumba, estás en lo de 'Bas(h)oan', supongo que sigues dando conciertos en solitario…

-Acabo de grabar disco con Rafa Berrio, y haré los directos también con él. Y sí, sigo con esos proyectos que comentas, sí.

-¿Y en cuántas bandas has tocado hasta ahora? ¿On Benito y cuántas más?

-Mi primer grupo fue Zup. Luego monte Onddo, donde tocábamos mis composiciones. He estado como músico de acompañamiento con Xabier Montoia, Rafa Rueda, Petti, Mikel Erentxun, Duncan Dhu...

-¿Cómo será el bolo del jueves en el Antxiki? Intuyo que el recinto se va a quedar muy pequeño, demasiado txiki…

-Pues tocaremos el disco entero y poco más, o sea que será un concierto bastante roquero. Estaría genial que se llenara. Nosotros vamos con muchas ganas.

Video-clip de la canción 'Zu al zara?'