Iñaki Betagarri estrena su nuevo Modus Operandi

Iñaki Ortiz de Villalba, en el centro, es el 'frontman' de la nueva banda Modus Operandi, que llevará el ska como bandera. /Promocional
Iñaki Ortiz de Villalba, en el centro, es el 'frontman' de la nueva banda Modus Operandi, que llevará el ska como bandera. / Promocional

El cantante vitoriano encabeza un sexteto que, con el ska como estilo central, empieza a grabar este miércoles los diez temas de su primer álbum

Natxo Artundo
NATXO ARTUNDO

Hay demasiada gente que tiene esqueletos en el armario. Pero en el caso de Iñaki Ortiz de Villalba no se trata de oscuros secretos ni vergonzantes acciones, sino de bases de canciones, con sus respectivas melodías, alguna que otra idea sonora y un armazón rítmico. «Tengo un montón de ideas, cientos de bocetos de temas», explica el músico alavés.

Su concierto de despedida con Betagarri fue el 28 de julio del año pasado, «pero para junio ya sabíamos que iba a ser el último. Tuvimos la posibilidad de hacer un disco, que al final no hicimos, aunque estuvimos ensayando y preparándolo», durante un tiempo en que no actuaron. Fue «una decisión conjunta dar punto y final» a esa trayectoria de 24 años, con el broche en el festival Hatortxu Rock en Lakuntza.

En paralelo con esta coda, la inquietud de Iñaki le llevó a «buscar un guitarrista para hacer canciones», de cara a un futuro proyecto. Y contactó con el zarauztarra Andoni García Matxain (Lauroba, Jin Beans). «Es un salsero, que está en mil historias y es muy versátil. Ahora está en tres bandas, en un proyecto de blues y country y también hace verbenas», explica el artista alavés.

La química funcionó para, a partir de esos esqueletos, «buscar acordes y los mejores tonos para cantar». Hasta el punto de que decidieron plasmar ese trabajo en una maqueta con una veintena de piezas a base de guitarra y voz.

Pero faltaba una base rítmica y, también, unos metales. Ese mismo julio, Iñaki colaboró con Vendetta en su actuación en la plaza de Los Fueros de la capital navarra, en el marco de los Sanfermines. Y, en la magia que puede acompañar a una cañita matinal tras una gaupasa festiva, el cantante explicó que «estaba buscando gente». En lugar de darle nombres u orientarle, el batería Enrikko Rubiños Rezola y el trompeta Rubén Antón le respondieron que ellos mismos estaban dispuestos, y vieron posible compatibilizar los proyectos.

Por su parte, el guitarra sugirió al bajista de Izaro, «que estudia en Musikene», Julen Barandi, y comenzaron los ensayos, entre la capital donostiarra y Taldegune. Con las líneas de la sección de viento ya pergeñadas por Rubén, la última incorporación fue la del trombonista Gonzalo Fernández de Larrinoa, con quien contactaron a través del saxo Raúl Romo.

Bautizo «de malote»

Otros contactos se fueron produciendo durante esos meses en los que el grupo se juntaba un par de veces para trabajar en conjunto. Ortiz de Villalba recuerda que Ritxi Aizpuru, de Baga Biga, no fue el único representante de discográfica que se pasó por el local. Pero fue la opción elegida para sacar el álbum, que verá la luz oficialmente en la Azoka de Durango, donde también sonará en directo en el Plateruena. Antes, Iñaki anuncia algunos bolos de pequeño formato para engrasar la maquinaria.

Pero, antes aún, habrá que grabar los diez temas elegidos. En este sentido, el grupo lleva hecho el trabajo con el productor y músico Iagoba Ormaetxea «para ir al estudio con todo pulido y decidido. Al contrario que en otros casos, aquí es más importante la persona y su concepto que el local donde grabar». Con esto, Iñaki no quiere decir que dé lo mismo, ni mucho menos. Este miércoles empieza el registro de las bases en Pan-Pot (Getxo) y después, el resto se grabará en Taom, en el bilbaíno barrio de Txurdinaga. «Suena a la personalidad que se le ha dado, desde la voz a la pegada de Enrikko», con un concepto amplio de ska que va desde lo clásico al ámbito hardcore, británico, rock o pop. El nombre es Modus Operandi (Ska), que «tiene rollete de malote». Y les delata.

La historia del grupo

Julio de 2017.
Betagarri ofrece su último concierto. Iñaki Ortiz de Villalba y el guitarra Andoni García Matxain (Lauroba) empiezan a trabajar juntos en los temas.
Un año de trabajo.
Se incorporan el batería y el trompeta (de Vendetta), se suman el bajista y el trombón. Ensayos, bautizo y ensamblaje de la banda.
Septiembre de 2018.
Comienza la grabación del disco de Modus Operandi (Ska). La presentación oficial, en la Feria de Durango.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos