Illumination y el sonido de Nueva York

Marcos Varela (contrabajo), Noah Preminger (saxo tenor), Rob García (batería) y John O'Gallagher (saxo alto)./Gorka Reino
Marcos Varela (contrabajo), Noah Preminger (saxo tenor), Rob García (batería) y John O'Gallagher (saxo alto). / Gorka Reino

El cuarteto liderado por el baterista Rob García ofició en el Bilbaína Jazz Club venciendo al calor y creciendo modernista a lo Kamasi Washington

Óscar Cubillo
ÓSCAR CUBILLO

Buena entrada este Jueves Santo en el Hotel Conde Duque para presenciar una sesión del 28º curso del Bilbaína Jazz Club. «Cuando hay conciertos en días festivos viene mucha gente que no es habitual», nos contó el técnico de sonido. Oficiaba el estupendo, brillante y moderno cuarteto de Nueva York Illumination, liderado por el baterista Rob García (Joe Lovano, Wynton Marsalis, Diana Krall...) y completado por el saxo tenor de 32 años Noah Preminger (Dave Holland, Dave Douglas, Victor Lewis, Bucky Pizzarelli y su hijo John Pizzarelli, Eddie Henderson…), el saxo alto de 54 años John O'Gallagher (Joe Henderson Big Band, Maria Schneider, Kenny Wheeler, Ben Monder…) y el contrabajista texano Marcos Varela (Last Poets, Jason Moran…). Todos son figuras del jazz de la Gran Manzana y García y O'Gallagher han grabado discos premiados con Grammys. Además, Noah y Rob han estado unas cuatro veces cada uno, juntos o por separado, en el Club de Jazz, y Marcos y John venían por primera vez.

Pues estos Rob García's Illumination dieron un bolazo de 9 instrumentales en 90 minutos a los que solo se pueden poner dos pegas: los solos del contrabajo de las tres primeras piezas (sobre todo el de la inaugural, 'First glimpse into the shadow', a tope de atriles y solos individuales) y el calor reinante en la sala (a mitad del bolo facilitaron toallas a los músicos, pues todos tenían ya los rostros perlados de sudor).

Illumination interpretaron muy conjuntados, a menudo marcando espectaculares escalas dobladas, y los cuatro músicos estuvieron pendientes de los atriles todo el rato: había que verles leyendo los solos de los saxos en 'Parallels number 2', a Noah creando un solo bop al tenor y a John marcando el funk a lo Maceo Parker con el alto, poniendo los ojos en blanco al leer las partituras.

Noah Preminger (tenor) y John O'Gallagher (alto) en el bis, 'Thank you'.
Noah Preminger (tenor) y John O'Gallagher (alto) en el bis, 'Thank you'. / Óscar Cubillo

Los del Jueves Santo fue jazz moderno, urbanita, de carril casi funk (esos ritmos de contrabajo y de batería, a lo Blue Note por ejemplo en el título que nomina al proyecto, 'Illumination', premiado con una ovación aullada, y muy bien arreglado en 'Parallels number 2', de lo mejor de la sesión), también con bastante influjo del free en los gorjeos de los vientos (los saxos astrales en 'Parallels numer 1', o los alardes funkies del alto en 'Little trees'), y a ojo brotaron unos tres momentos lentos o a medio gas, muy Nueva Orleans y bastante palúdicos, a lo Kamasi Washington creciente: el standard folk 'Silver dagger' (que García dijo oyó por primera vez en versión de Dolly Parton), la pieza original de Noah Preminger 'Tunnel mountain' (peliculera y misteriosa, con solo dramático del alto, un alto que se impuso sobremanera en la segunda mitad del concierto), y otro cásico folk como 'Father get ready' (con parches tribales de García y más exotismo misterioso).

El bis fue una balada clásica a lo Scott Hamilton, con trazas blues incluso, pero no tan bien trabada y titulada 'Thank you'. Al acabarla el líder Rob García agradeció nuestra presencia y pidió que siguiéramos yendo a conciertos. Ese es nuestro plan, sí.