Concierto 'Yo fui a EGB' en Bilbao

Carlos Latre: «El 'Un, dos, tres...' marcó mi vida»

Carlos Latre espolea la nostalgia del público asistente a los multitudinarios conciertos de la gira Yo fui a EGB./
Carlos Latre espolea la nostalgia del público asistente a los multitudinarios conciertos de la gira Yo fui a EGB.

El humorista Carlos Latre será el maestro de ceremonias este sábado en el concierto bilbaíno de 'Yo fui a EGB'con grupos supervivientes de los 80

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

Carlos Latre es del 79, así que se considera orgulloso miembro de la generación EGB. Su vocación profesional se despertó en aquellas aulas con polvo de tiza y gomas de borrar Milan. «En clase era el gracioso, imitaba a los profesores, despuntaba por cachondo», confirma. «Empecé imitando a los maestros: Martes y Trece, Alfonso Arús en 'Al ataque', José María García, Alfonso Guerra, Félix Rodríguez de la Fuente... Y los dibujos de Hannah-Barbera: Shaggy y Scooby Doo, el oso Yogui...». Fue, como todos los chavales de la época, un niño pegado al televisor. «El 'Un, dos tres...' marcó mi vida. Yo quería ser periodista, corresponsal, pero enseguida comprobé que el humorismo era una protección; fui un niño muy malo, y cuando hacía imitaciones las broncas se convertían en risas. Vi que aquel hobby se podía convertir en una profesión».

Latre será este sábado el maestro de ceremonias en el concierto de Yo fui a EGB en el Bilbao Arena (18 horas). Madrid, Barcelona y Zaragoza ya han vivido los apoteósicos guateques con grupos supervivientes de los 80 organizados por Jorge Díaz y Javier Ikaz, la pareja de bilbaínos responsable del blog que derivó en un fenómeno social con cuatro libros, discos, juegos de mesa y programas de televisión. En Miribilla actuarán, entre otros, Seguridad Social y cantarán 'Chiquilla'; sonará OBK y sus 'Historias de amor'; La Frontera y 'El límite'; Danza invisible y 'Sabor de amor'; Amistades peligrosas y 'Me haces tanto bien'; Toreros muertos y 'Agüita amarilla'; Pino D'Angio y 'Ma quale idea'... Las entradas de pista ya se han agotado y quedan de grada y premium (31 a 91 euros).

En el espectáculo, Carlos Latre no solo da paso a los grupos, sino que espolea la nostalgia del personal con dibujos animados y programas de la época, de 'D'Artacan y los Tres Mosqueperros' al Naranjito, del anuncio de la colonia Chispas a 'La bola de cristal'. «En el primer concierto en el Wizink Center de Madrid ante 17.000 personas solo hubo una queja de una pareja, cuando normalmente en las hojas de reclamaciones hay muchísimas», descubre el humorista. «Por tiempo, no había entrado la canción de 'Dirty Dancing', que era con la que ellos se enamoraron». El humorista asegura que el buen rollo no decae en todo el concierto. «La gente viene dispuesta a cantar y bailar durante cinco horas de 'remember'. Es algo mágico. Los hijos de la gente que estuvo en la EGB han conocido gracias a sus padres las canciones de Mecano, Seguridad Social, La Frontera...».

Carlos Latre, en los tiempos en los que cursaba la EGB.
Carlos Latre, en los tiempos en los que cursaba la EGB.

Ikaz y Díaz son especialistas en provocar un escalofrío a los cuarentones cada vez que recuperan una bolsa de Pajitas Risi, el envoltorio de un chicle Cheiw o el souvenir de Benidorm que coronaba nuestro televisor en blanco y negro. Sus cuatro libros, que han superado los 600.000 ejemplares, son un tratado de sociología de la época, que EL CORREO entrega a partir de este domingo con el diario (9,95 euros).

Carlos Latre admite que pocas cosas espolean la memoria sentimental como la música. «Son temas que forman parte de tu vida, cada canción te trae recuerdos de dónde estabas; viajas al porche donde escuchabas 'Mediterráneo' de Los Rebeldes, a la fiesta de verano donde sonaba 'La chica de ayer'... La música nos hace sentir cosas muy bonitas». La nostalgia es un negocio boyante, de 'Stranger Things' a la ropa de Adidas. Un formidable motor comercial que ha atrapado a una generación que viste las playeras de su adolescencia y reivindica una televisión con dos canales mucho más imaginativa que la actual.

«Yo creo de verdad que aquella tele nos marcó y nos enseñó muchas cosas», sostiene el cómico. «Nos sorprenderíamos de cómo eran aquellos programas, mucho más abiertos que los actuales, con presencia cultural y fomento de la lectura, la creatividad, la música, la emoción y el esfuerzo. Nosotros nos acostumbramos a la buena música y a la pasión de una manera natural».

Carlos Latre llega a Bilbao tras su experiencia de dos meses en la CBS. El primer cómico español contratado por una televisión estadounidense ha sido uno de los jurados de 'The World's Best', un 'talent show' presentado por James Corden en el que ha compartido plató con la actriz Drew Barrymore, la drag-queen RuPaul y la cantante Faith Hill. El primer programa lo vieron 26 millones de espectadores. «Ha sido alucinante», se emociona Latre. «Los americanos tienen un sentido del espectáculo nato, lo ves en el dependiente que te prepara un batido, en los discursos de Trump. En las pausas del programa, hacían un casting entre el público para descubrir talentos. Hay cosas de la cultura yanqui que no me gustan nada, pero adoro su sentido del entretenimiento».