Este contenido es exclusivo para suscriptores

Disfruta sin límites del periodismo cercano y de calidad de EL CORREO por solo 4,95€ al mes

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

007: Sin licencia para ofender

Vista exterior del museo en el pico Gaislachkogl, a más de 3.000 metros del altura, y detalle de una de las salas./EFE
Vista exterior del museo en el pico Gaislachkogl, a más de 3.000 metros del altura, y detalle de una de las salas. / EFE

Hoy se inaugura enlos Alpes austriacos un museo dedicado a James Bond en el que se han eliminado sus rasgos machistas y racistas

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

«Como un museo de historia natural sin fósiles». Así define el diario británico 'The Guardian' el museo dedicado a James Bond que hoy se inaugura en los Alpes austríacos. '007 Elements' promete «una experiencia cinemática» repasando la historia del agente secreto que Ian Fleming describió en sus novelas como un espejo de su era: «Duro, inflexible, sardónico, fatalista. Le gusta el juego, el golf, los coches deportivos. Todos sus movimientos son relajados y económicos». Situado entre nieves perpetuas a más de 3.000 metros en el pico Gaislachkogl, el futurista edificio se asemeja a la guarida de un villano de la saga. Muestra, según su director creativo, Neal Callow, «el legado de los filmes desde un punto de vista moderno y políticamente correcto».

Contenido Patrocinado

Fotos