De Atapuerca al 'procés' en otra historia de «las Españas»

De Atapuerca al 'procés' en otra historia de «las Españas»

El historiador Nuñez Seixas invita a un centenar de colegas a contar nuestro devenir desde un prisma global | «El concepto de España es maleable y lo ha sido a lo largo de la historia», asegura el catedrático de Historia Contemporánea

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

Contar nuestra historia «desde la globalización, no desde los hechos particulares e idiosincráticos». Eso es lo que propone 'Historia mundial de España' (Destino), el volumen de más de un millar páginas coordinado por el catedrático de Historia Contemporánea Xosé Manoel Núñez Seixas (Orense, 1966). Ha reclutado a más de un centenar de colegas de una decena de países, de muy variada formación, sensibilidad intereses e ideología, para narrar nuestro devenir en 127 capítulos de Atapuerca al 'procés'.

«Son nuevas miradas a través de puntos concretos, de ventanas del tiempo que se abren hacia acontecimientos cruciales», explica este catedrático de la Universidad de Santiago de Compostela. «Son miradas múltiples a la historia de las Españas, que fueron y son muchas, con una una perspectiva global desde los orígenes hasta hoy», presenta un libro que cubre un vasto arco temporal y renuncia a una ordenación cronológica y temática clásica. «A esa una sucesión recurrente de grandes personajes, batallas heroicas o hitos memorables», dice Seixas. En su lugar toma en cuenta inquietudes historiográficas actuales, de las cuestiones de género a las relacionadas con las identidades nacionales y territoriales, el ocio o la ciencia.

Se ha escrito «huyendo de la idea de que un país es una obra genuinas y original», de modo que «incide en una multiplicidad de interacciones», dice Seixas. «España ha significado muchas cosas a lo largo de los siglos, y ha cambiado desde su origen romano, para acabar siendo un imperio postcontinental y una monarquía Constitucional», agrega. «Es la historia de las Españas, que son muy plurales -insiste Seixas- porque el concepto de España es maleable y lo ha sido a lo largo de la historia».

En vez de recurrir a fechas clásicas, señaladas en rojo en nuestro calendario histórico, propone temas a partir del cual se abordan eras y asuntos decisivos. No se habla de 1492, 1808, 1936, 1975 o 1978, o 2018, pero al tiempo se habla de todos y cada uno de ellos al historiar sobre la Dama de Baza, Doña Urraca, el Camino de Santiago, el incendio del Alcázar de los Austrias, el 'Guernica' de Picasso, el Sáhara, la relación entre Luis Miguel Dominguín y Lucía Bosé, el triunfo de Massiel en Eurovisión el proceso independentista en Cataluña.

La guerra civil española se aborda en varias entradas, pero se analiza más a fondo en el capítulo dedicado al 'Guernica' que calibra la influencia del conflicto en el mundo. La República se trata en epígrafes como 'El divorcio llega a España' y 'El disputado voto de las mujeres'. La muerte de Franco al abordar la situación del Sáhara y la Transición se analiza a partir del primer Óscar español para 'Volver a empezar'. El libro acaba con 'Esperando a Europa: el último ciclo del independentismo catalán', capítulo firmado por Josep Ramoneda.

Pidió Seixas a los 111 colaboradores que conforman la nomina del libro que no abordaran la historia de España «de forma muy castiza». Que lo hicieran con «voluntad divulgativa» mediante temas «amables» y «sorprendentes» para los lectores. «Es un libro polifónico, pero hemos intentado que no se atonal», resume.

La visión que arrojan los historiadores no es «ni condescendiente ni derrotista». «La historia de España no es más triste que la de otros países; no es una rareza aunque es peculiar como la de todos los países del mundo», apunta Muñoz Seixas.

«El discurso de la historia no es el de la memoria y debe busca el conocimiento y la certidumbre» defiende Seixas, para quien la historia «es una forma de conocimiento que siempre se escribe desde el presente». El papel del historiador es «reconstruir el mapa mental de los contemporáneos de cada época» y el de la historia «suscitar más preguntas que respuestas».

Reconocen su editores que el libro se sube a la ola de una nueva tendencia internacional y que ha cuajado en títulos como la 'Historie Mondiale de la France' y la 'Storia Mondiale della'Italia', que bajo la dirección de Patrick Boucheron y Andrea Giardina han sido notables éxitos en Francia e Italia.

 

Fotos

Vídeos