Un libro cada semana

'El montacargas' de Frédéric Dard

'El montacargas' de Frédéric Dard

Un hombre que acaba de salir de la cárcel conoce en Nochebuena a una mujer que lo invita a ir a su casa

César Coca
CÉSAR COCA

En 1961, Frédéric Dard, que era un autor de novela policial y guiones muy conocido en Francia –y muy traducido al castellano, sobre todo en los setenta–, publicó 'El montacargas'. La novela tuvo un éxito inmediato y al año siguiente Marcel Blüwal rodó una película sobre la misma. El filme fue emitido en TVE cuando la novela aún no había sido publicada en castellano, algo que no sucedió hasta 1983. Ahora la reedita Siruela, con nueva traducción.

Cuenta la historia de un hombre que acaba de salir de la cárcel y regresa a París el día de Nochebuena. Su madre ha muerto y él vuelve al piso familiar, donde el ambiente opresivo se le hace insoportable. En un restaurante conoce a una mujer atractiva, que va con un niña pequeña. Entabla conversación con ella, que le invita a su casa. El piso está sobre una imprenta y deben subir en un montacargas sin luz. Ambos salen luego a tomar una copa y al regresar el exmarido de la joven está tumbado en el sofá, con un tiro en la cabeza.

A partir de ahí, la trama se complica en un juego de inteligencia escrito con un estilo afilado y conciso. La novela no llega a las 150 páginas y no necesita más. Llama la atención esa forma de contar en un tiempo en el que buena parte de las novelas que se publican estarían mejor con unas cuantas páginas menos. El último capítulo se titula 'Los imponderables' y es un ejemplo claro de lo que la vida reserva a cualquiera: una sucesión de imprevistos capaces de echar por tierra la más cuidada planificación. Incluso la de un crimen.

Temas

Libro