El final de la intriga de Kraken: hoy los 2 primeros capítulos con EL CORREO

La autora, Eva García Sáenz de Urturi, en la presentación del segundo volumen de la trilogía el año pasado. /Rafa Gutiérrez
La autora, Eva García Sáenz de Urturi, en la presentación del segundo volumen de la trilogía el año pasado. / Rafa Gutiérrez

El desenlace del fenómeno editorial de la vitoriana Eva García Sáenz de Urturi, con 37 ediciones de los dos primeros volúmenes, llegará a las librerías el martes 2 de octubre

SARA LÓPEZ DE PARIZA

«Podría comenzar esta historia hablando del turbador hallazgo del cuerpo de uno de los hombres más ricos del país, el dueño de todo un imperio empresarial de moda 'low cost', envenenado con cantárida -la legendaria Viagra medieval- en el palacio de Villa Suso...» Así arranca el desenlace de una de las trilogías más exitosas del panorama literario nacional, en la que las calles, palacios y costumbres de Vitoria figuran como unos protagonistas más. El próximo martes 2 de octubre será un día especial para los 'krakenianos', llega a las librerías la tercera y última entrega de la saga de la 'Ciudad Blanca', con la inevitable despedida del ya familiar inspector Unai López de Ayala, Kraken. Los lectores de EL CORREO no tendrán que esperar hasta octubre para devorar lo nuevo de Eva García Sáenz de Urturi y es que mañana se distribuirán junto al periódico los dos primeros capítulos de 'Los señores del tiempo': 'El palacio de Villa Suso' y 'El portal del Norte'.

La portada, con una imagen de los cantones del Casco Viejo y la torre de doña Ochanda, ya avanza que los enclaves vitorianos volverán a jugar un papel importante en la trama. A lo largo de 448 páginas, los lectores se verán sumergidos en otra narración trepidante. «Todos los que lo han leído dicen que es la mejor de las tres entregas», aseguró la propia autora durante la presentación del tráiler de la película 'El silencio de la ciudad blanca' en la última edición del FesTVal.

En esta tercera novela la Historia tendrá un peso mayor que en las dos anteriores, en las que ya jugó un papel importante. La narración vuelve a ser en dos tiempos: Victoria 1192 y Vitoria 2019. El argumento arranca con la exitosa publicación de 'Los señores del tiempo', una épica novela histórica ambientada en el Medievo y cuyo autor se oculta bajo el seudónimo de Diego Veilaz. En paralelo, narra las desventuras en 1192 de Diago Vela, el legendario conde don Vela cuyo nombre se asemeja de manera sospechosa al escritor contemporáneo. El noble «retorna a su villa después de dos años en una peligrosa misión encomendada por el rey Sancho VI el Sabio de Navarra y encuentra a su hermano Nagorno desposado con la que era su prometida, la noble e intrigante Onneca de Maestu», reza la sinopsis del libro.

Originalidad

La trama entrelaza las dos líneas temporales en una nueva serie de crímenes que deberá resolver Kraken. En este caso, las desconcertantes muertes siguen un modus operandi medieval y son idénticas a los asesinatos narrados en la novela 'Los señores del tiempo' de Diego Veilaz. Unai López de Ayala tirará de intuición y de su trayectoria como experto en perfiles criminales para resolver «un envenenamiento por la 'mosca española' -la Viagra medieval-, el caso de unas víctimas emparedadas como se hacía antaño en el 'voto de tinieblas' y un 'encubamiento', el lanzamiento al río de un preso encerrado en un tonel junto a un gallo, un perro, un gato y una víbora».

El curso de la investigación llevará al inspector Unai López de Ayala hasta el señor de la torre de Nograro, «una casa-torre fortificada habitada ininterrumpidamente desde hace mil años por el primogénito varón». La torre, que en la actualidad está en ruinas, se encuentra en la localidad que le da nombre (municipio de Valdegovía) y perteneció a los Calderón, los Salazar y los Salcedo. En la trama se esconde un curioso detalle y es la tendencia de todos sus señores a padecer un trastorno de identidad múltiple, «una circunstancia que arrastrará Estíbaliz, la inseparable compañera de Kraken, a vivir una arriesgada historia de amor». Por su parte, Unai «descubrirá que 'Los señores del tiempo' tiene mucho que ver con su pasado, algo que cambiará su vida y la de su familia».

La tercera parte de la trilogía llega a las librerías tras el gran éxito de las dos anteriores, convertidas en un auténtico fenómeno editorial que ha superado todas las expectativas de la autora, como ella misma ha confesado. 'El silencio de la ciudad blanca' acaba de alcanzar las 25 ediciones y ya ha sido traducida al italiano y al portugués y próximamente se podrá leer también en alemán, polaco y búlgaro. 'Los ritos del agua' suma 12 ediciones y será traducido, por el momento, al italiano y al alemán. Las dos novelas, de la editorial Planeta, suman 37 ediciones y han conquistado a más de 700.000 lectores.

Rutas para turistas

Más allá del 'bombazo' literario, las dos primeras entregas de la 'Ciudad Blanca' han creado un nicho turístico en Vitoria con la llegada de visitantes que siguen los pasos de Kraken. El Ayuntamiento ha creado rutas por los escenarios de las novelas, que también tienen su versión 'running' y que se han adaptado a personas con deficiencias auditivas. Una propuesta que no solo ha tenido su impacto de cara al extrerior, mirando a los o turistas, sino que también ha tenido su reflejo en los propios vitorianos, los primeros en engancharse a los libros y conocer mejor elementos de su entorno cotidiano.

Desde la primera página de 'El silencio de la ciudad blanca', Eva García Sáenz de Urturi dejó claro que la capital alavesa iba a ser protagonista. Kraken se presenta al lector degustando «el mejor pintxo de tortilla de patatas del mundo» y a través de sus pasos es posible conocer toda Vitoria. Involuntariamente, se ha convertido en el mejor guía turístico de la ciudad.

Las claves

Éxito de público.
Más de 700.000 lectores acumulan las dos primeras ediciones: 'El silencio de la ciudad blanca' y 'Los ritos del agua'.
La nueva trama.
El inspector López de Ayala tendrá que resolver una ola de crímenes de corte medieval, con víctimas envenenadas, ahogadas y emparedadas.