Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49.95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Italia extiende la 'tasa de desembarco' para poner freno al turismo masivo

Una playa atestada de bañistas en la costa de Liguria. /E. C.
Una playa atestada de bañistas en la costa de Liguria. / E. C.

Además de Venecia, otros destinos clásicos como Florencia o las 'Cinque Terre' estudian gravar a los visitantes que no pernoctan, como ya sucede en Capri o Elba

DARÍO MENOR

Pocos lugares habrá en el mundo con una relación entre habitantes y turistas tan desequilibrada como Civita di Bagnoregio. En este precioso pueblo medieval situado a unos 120 kilómetros al norte de Roma y que se conoce como 'la ciudad que muere' debido a la erosión que sufre la colina donde se levanta, sólo viven 7 vecinos, pero cada año lo visitan más de 800.000 personas. Para tratar de frenar la invasión, esta pequeña urbe introdujo hace un lustro una tasa de acceso de 1,5 euros que subió luego a 3 hasta llegar a los 5 actuales. Fue la primera localidad italiana en recurrir a esta medida, que Venecia va a adoptar ahora para gravar las estancias sin pernoctación. Aplicará un impuesto de 'desembarco' de entre 2,5 y 10 euros similar al que que ya existe en el archipiélago de las Eolias, al noreste de Sicilia, y en otras islas de pequeñas dimensiones como Capri o Elba.

Temas

Italia
 

Fotos