Vidarte alerta de que el futuro del Guggenheim no está garantizado

Juan Ignacio Vidarte, en la presentación de esta mañana. /LUIS ÁNGEL GÓMEZ
Juan Ignacio Vidarte, en la presentación de esta mañana. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ

El director general del museo insiste que el proyecto de Urdaibai todavía «está encima de la mesa»

Iñaki Esteban
IÑAKI ESTEBAN

El éxito del Guggenheim ha hecho olvidar que el museo nació con un 30% menos de superficie de lo que habían previsto las instituciones y Frank O. Gehry, un recorte exigido por el grupo socialista en el Parlamento vasco para que dieran su aprobación al proyecto.

El director general del museo, Juan Ignacio Vidarte, ha recordado este miércoles en una charla organizada por la Asociación de Directivos y Profesionales de Euskadi (Adype), que ese sería uno de los argumentos para justificar una ampliación del museo. «Solamente desde esa perspectiva no parece muy descabellado pensar que sí necesitaríamos una ampliación», ha apuntado.

Habría más razones, como la afluencia de público, pues el edificio está pensado para acoger 400.000 visitantes, según los estudios realizados antes de su construcción, y en los últimos años está recibiendo 1,3 millones. El proceso ampliación se inició en 2009, hace una década, «pero todavía no es un proyecto que las instituciones públicas contemplen como una de sus prioridades», ha lamentado Vidarte.

El director general del museo ha indicado que la crisis económica dejó aparcada la ampliación, prevista en Urdaibai, que «sigue encima de la mesa desde entonces». «Es una actuación que requiere del imprescindible apoyo económico de las instituciones propietarias (Gobierno vasco y Diputación de Bizkaia). Ese apoyo no ha llegado».

Vidarte ha alertado de que «si queremos que el éxito del Guggenheim se prolongue en el tiempo, tenemos que seguir manteniendo la tensión y pensado en que el futuro no esta garantizado», más aún en un mundo caracterizado por «la incertidumbre, la complejidad y la vulnerabilidad».