Francia condena de nuevo a Jeff Koons por plagio

Arriba el anuncio en el que se 'inspiró' Koons. Abajo, su obra. /E. C.
Arriba el anuncio en el que se 'inspiró' Koons. Abajo, su obra. / E. C.

Estaba acusado de copiar un anuncio de la marca de ropa Naf-Naf que reproduce el cerdito de su logotipo en una obra expuesta en París en 2014

FERNANDO ITURRIBARRÍA París

La justicia francesa ha condenado este jueves al artista plástico estadounidense Jeff Koons por haber plagiado un anuncio de la marca de ropa Naf-Naf que reproduce el cerdito de su logotipo en una obra expuesta en París en 2014. El Tribunal de Gran Instancia de la capital gala ha impuesto al artista, a su compañía Jeff Koons LLC y al Centro Pompidou el pago solidario de una indemnización por daños y perjuicios de 135.000 euros al publicista Franck Davidovici, creador de la campaña 'Fait d'hiver' para la firma de prêt-à-porter.

La sentencia condena además a la empresa de Koons a pagar 11.000 euros a Davidovici por haber publicado la escultura de cerámica incriminada en el sitio de internet del artista. Por su parte, la editorial Flammarion tendrá que abonar 2.000 euros en concepto de daños y perjuicios por la comercialización de un libro en el que se reproducía la obra. El tribunal no ordenó la confiscación de la composición escultórica como reclamaba el publicista, quien solicitaba una indemnización de 300.000 euros.

Davidovici se querelló contra Koons en enero de 2015 cuando la escultura era exhibida en el Pompidou en el marco de una retrospectiva dedicada al creador del 'Puppy' del Guggenheim bilbaíno. También pidió el decomiso del ejemplar expuesto, vendido por unos tres millones de euros en 2007 por la casa de subastas Christie's de Nueva York y que pertenecía a la colección Prada. La pieza fue retirada finalmente de la muestra al cabo de un mes a petición del prestamista.

El veredicto dictamina que la escultura de Koons, presentada por primera vez en 1988 en una galería neoyorquina, copia los elementos originales del motivo publicitario, diseñado en 1985: una joven morena de pelo corto tumbada y un cerdito con collar de perro San Bernardo y barrilito colgante que la olfatea. A juicio del tribunal hubo plagio a pesar de que el condenado añadió flores en torno al cuello del animal y un par de pingüinos.

Otras copias

En la vista oral, celebrada a finales de setiembre, la defensa alegó que Koons no niega haberse inspirado en la obra del publicista «pues es algo propio de su actividad artística». «En su escultura de porcelana, el mensaje vehiculado es diferente y nuevo, el de la trivialidad salvadora. La humanidad es representada por esa mujer tumbada y la trivialidad por ese animalito de granja anodino así como por esos pingüinos y las flores. Es una obra autónoma, completa y original cuyo mensaje es radicalmente distinto de la primera obra, que es vender ropa», sostuvo el abogado Emmanuel Baud.

No es la primera vez que Koons es condenado por plagio. En marzo de 2017 el tribunal parisiense juzgó que otra escultura de porcelana era una copia de una instantánea del fotógrafo francés François Bauret. La obra, titulada 'Naked', formaba parte de la serie 'Banality' al igual que la escultura 'Fait d'hiver'.

Temas

Paris

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos