La Fiscalía archiva la denuncia de la SGAE por fraude contra Alejandro Sanz y Sabina

Sede de la SGAE en Madrid./
Sede de la SGAE en Madrid.

Traslada la causa a Hacienda por si pudiera haber un delito de tributario

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

La Fiscalía Provincial de Madrid ha archivado las diligencias de investigación abiertas tras una denuncia por fraude fiscal presentada por la Sociedad General de Autores (SGAE) contra algunos de sus socios, entre los que se encontraban Alejandro Sanz, Joaquín Sabina y Pau Donés, por entender que no hay «elementos suficientes» para considerarlo un delito. Eso sí, la Fiscalía traslada la causa Hacienda, en concreto, a la Agencia Tributaria, «por si se pudiera derivar alguna infracción tributaria».

Según explica la Fiscalía en un comunicado, la SGAE presentó la denuncia tras detectar que «algunos de sus socios cedían sus derechos de autor en favor de una cesionaria y una editorial, que se convertían en los nuevos titulares de los derechos de autor y, por tanto, en nuevos socios de la SGAE tras su alta correspondiente».

Después, la cesionaria y la editorial «firmaban un contrato de administración con una gran editorial para la gestión, administración y representación del 100% de los derechos de autor». Según la SGAE, se creaban «dos entes sin personalidad jurídica propia» que confeccionaban «facturas con datos falseados», de manera que «se podría estar intentando ocultar a la Administración tributaria a los verdaderos beneficiarios de las liquidaciones por los derechos de autor y, con ello, la tributación que pudiera corresponder».

 

Fotos

Vídeos